sábado, 28 de febrero de 2009

FRANCIA EN MI RECUERDO

Una calle de Cahors muy cerca del canal.
Este es el río Lot por donde la gente paseaba en barcazas saboreando el paisaje.

Como podéis ver por la fotografía, un edificio medieval conservado al lado de otro clásico. El lugar sigue siendo Cahors. El calor insoportable con un nivel de humedad también alto.




Este pueblecito es una bastida medieval muy conservada. Merece la pena hacer un alto para ver el paisaje de la campiña.



Este es el pueblecito de Nerac. Muy bien conservado y con mucho encanto.



Os he puesto esta fotografía para que os déis cuenta del amor que tienen por las flores ...El lugar era una especie de plaza rodeada de grandes macetas. Os aseguro que el calor era casi insoportable 42º , no nos explicabamos como podían vivir en esas condiciones hasta
que nos dimos cuenta del pequeño truco por donde les suministraban el agua.Una calle de Nerac. Las petunias estaban magnificamente conservadas

Quiero compartir mis últimos días de vacaciones en Francia del verano pasado y, lo hago convencida de que os enseñaré lugares entrañables y, con la personalidad exuberante del buen hacer del pueblo francés tan cuidado en la conservación de su arquitectura, como orgulloso de mostrarlo al viajero. Si algo les caracteriza, a mi modesto entender, es amor a su idiosincrasia a la que jamás renunciarán cualidad, que admiro, y que les honra.
Después de abandonar el país cátaro, nos fuimos hacia Moissac, un pequeño pueblo que mira al Tarn y es afluente del Garona y que, no tiene ningún interés por sobresalir de una vida tranquila y apacible. Allí, estaba Le Moulin el hotel que habíamos reservado para dos noches. Al día siguiente después de desayunar partimos dirección a Cahors por una autovía que si bien cruza Francia de Sur a norte era bastante tranquila. Hacia las once llegamos al lugar que para nada nos defraudó. No es un lugar turístico pero, merece la pena porque tiene el encanto de una pequeña ciudad provinciana muy bien conservada. Con grandes esfuerzos logramos aparcar y decidimos ir al casco antiguo. Las calles eran estrechas con gran movimiento de viandantes pero, sin el agobio característico del turismo compulsivo. El comercio pequeño muy especializado y a la vez muy cuidado en las formas.
Acostumbrados a comer a las doce decidimos buscar un lugar tranquilo y apetecible en una terraza pero, llegar pasadas las doce y media ya es tarde y los lugares apetecibles están todos escogidos .
Visitar Cahors y, no llegar al Puente Valentré, es dejar de ver el lugar emblemático de la ciudad. Está dignamente conservado y merece la pena llegar a él, observar sus tres torres que, en otro tiempo, les han servido para la defensa del lugar. No nos apetecía marcharnos… pero, nos esperaban unos pueblecitos como Saint Cirq Lapopie, Pui L’Eveque y Monflaquin . Nuestra ilusión se desvaneció por momentos… Difícil carretera y bastante distancia unos de otros… Así que, decidimos ir a Laucerte una bastida medieval situada en el alto de una colina. Un lugar tranquilo y, donde nos hubiese gustado cenar para ver ponerse el sol sobre la campiña ocultándose en el extenso horizonte…. Desde allí, llegar a Moissac no conociendo la carretera era arriesgar un poco y sopesó la prudencia. Por otra parte, tampoco queríamos renunciar a la cena del hotel que el día anterior nos había encantado a la vez que, el servicio había sido impecable. Y, no nos arrepentimos, porque al llegar un poco tarde, teníamos que esperar. La noche, poco a poco hacía acto de presencia y, tras los amplios cristales de aquel comedor con vistas al Tarn, la luna se iba asomando poco a poco para verse reflejada en el río. El lugar idílico y, la noche nos invitaba a pasear por la orilla despidiéndonos de aquel lugar. Al día siguiente, abandonábamos Moissac con recuerdos que llevábamos anclados para no olvidar. Pero, aún nos faltaba por conocer Nérac. Uno, de los pueblos más bonitos que visitamos en el viaje. Dejamos aparcado el coche y decidimos recorrer las calles de aquel pueblecito que a mí se me antojó de cuento. El calor era intenso pero, merecía la pena perderse por las callejuelas casi vacías… No sólo me gustó la configuración del emplazamiento si no que, de nuevo, me dejó impresionada el amor que tiene el pueblo francés por adornar sus pueblos con grandes macetas llenas de flores de vistosos colores y, del respeto de sus conciudadanos por la conservación de las mismas.
Nunca me será fácil olvidarme de un país tan próximo en sus formas como cuidado su paisaje.

18 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Ay, amiga Ángela, que recorridos tan entrañables y cuántas ganas me dan de preparar la maleta y salir corriendo hacia el país vecino. Lo he disfrutado tantas veces... ¿Te he dicho que este verano queremos hacer un largo recorrido en coche, camino de las tierras del este, que aún no las conocemos? Yo quiero llegar hasta Alsacia y Lorena, pero me conformo con llegar un poco más abajo. Ya hicimos un itinerario parecido, pero por el oeste, desde Biarritz hasta Mont Saint Michel y fueron, verdaderamente, una sucesión de ciudades, de paisajes, de días, de ensueño :)

Entiendo tu amor por esos rincones, y las flores, esas flores que ellos aman y cuidan con tanto esmero y que parecen eternas, porque yo siento lo mismo.

Un abrazo y feliz fin de semana :)

Abuela Ciber dijo...

Que precioso todo lo que he visto y leido,

Que suerte que tienes de poder viajar con tranquilidad viendo y viviendo cada detalle.

He viajado contigo mirando el mapa de la zona, gracias ppor compartirlo.

Cariños

Cecy dijo...

Me quedo encantada, sienpre siento que viajo contigo.

Gracias. Realmente es un placer, tus recorridos.

Besos.

tia elsa dijo...

Tu descripción del viaje y del pueblo ha sido impecable, me encanta el pueblo francés y es un lugar que no quisera morir sin conocerlo, pero gracias a ti y a otros amigos blogueros he tenido el placer de recorrelo a través de otros ojos. Gracias por compartir tan lindos recuerdos, besos tía Elsa.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Conozco demasiado poco de Francia. Con lo cerca que está y qué pocas veces he tomado rumbo hacia el norte. Pero sí que te digo que París es una ciudad en la que no me importaría nada quedarme una buena temporada.

Fernando Manero dijo...

Viajar por Francia es un auténtico placer. Hacerlo como lo haces tú, ahondando en el espacio, descubriendo lugares al margen de las rutas convencionales, apreciando los detalles y sorpresas que de pronto se abren a la mirada del viajero, es la expresión de un magnífico gusto y el reflejo de una mentalidad viajera en el sentido más completo y enriquecedor del término. Las fotos no pueden ser más expresivas y los textos más esclarecedores. Gracias. Un fuerte abrazo

Javier dijo...

Nos haces transportarnos a este vecino país con esas bellas descripciones. De Francia sólo conozco Paris y Colliure.

Un abrazo

pro_magicalonso dijo...

Gracias por compartir con nosotros tú vacaciones y fotos de tus vacaciones. Bonitas fotos que me hacen que me traslade allí con la mente y disfrute de todo aquello. Yo no conozco nada de Francia pero si que me gustaría algún día ir. Un abrazo

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angela...

Esos momentos son los que jamás se olvidan, se quedan para siempre con nosotros en nuestras mentes y también en las bellas fotografías como las que hoy nos regalas.

Que bonitas las flores, debe ser un pueblo muy hermoso.

Un abrazo.

María dijo...

Chica...qué fotos, qué recuerdos!!! Para perderse en ellos y deambular de nuevo por aquellas calles y paisajes. Un abrazo grandísimo

Tawaki dijo...

Pasé por Cahors en mi último viaje por Francia, y efectivamente merece la pena acercarse pr allí y admirar su puente.

Comparto, ya lo sabes, esa admiración por el buen hacer de los franceses. Lo limpio y adornado que está todo. Su gastronomía...

Estoy deseando volver por allí. Lo tenemos tan cerca que a menudo nos olvidamos de este bello país.

Un beso.

HADA ISOL dijo...

He disfrutado tu relato y tus fotos Angela! como estás? me gusta venir a visitarte! te dejo un fuerte abrazo!

Susana de Argentina dijo...

Angela! amiga!! que hermoso recorrido! y las fotos acompañando el texto, es como estar allí! es un proyecto de mi marido,viajar a Francia, uno de los puntos del recorrido, ya vendrá el momento, siempre digo, que todo llega...las distancias para nosotros, es lo que mas encarece, tenemos que multiplicar por 4 pesos cada euro aprox,ademas, no te puedo decir nada nuevo,pues vos lo sabes muy bien, hoy se hace un poco defícil, pero no imposible!! je! Angela amiguísima, todavía estoy en arreglos, ya se terminará! te dejo un besito enooooorme, y muy lindo fin de semana!!! Muuuuack!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Mujer...

Que cada día de tu vida traiga:

La sonrisa de un amigo, mucho amor,
una esperanza fresca cada mañana,
el recuerdo de un momento inolvidable, un futuro lleno de esperanzas e ilusiones y la posibilidad de que tus sueños se hagan realidad.

Con amor:

Rafael Humberto.

Lisa dijo...

Me alegro que les haya gustado mi país!!!
Escribo desde otra región francesa que a lo mejor conoces:Bretaña/ "Breizh!"
Estamos expuestos a los vientos y temporales y con una historia y cultura muy distinta al resto de Francia!
"KENAVO" ! ( adiós)

Lisa

in_fimoclay@hotmail.com

Abuela Ciber dijo...

Feliz Dia de la Mujer!!!

En mi blog te deje Premios, espero te agraden y se conviertan en rosas en tus manos, para perfumar tu entorno!!!!!!

Cariños

josé javier dijo...

Estuve el verano pasado en el valle del Loire y tus bonitas fotos me han recordado aquellos inolvidables días.
Un abrazo. J.J.

manu dijo...

me gustan estos paseos turísticos que haces de vez en cuando.

la mente se transporta, y uno se relaja. uno observa las fotos e imagina lo escrito.

gracias.

un beso