viernes, 11 de diciembre de 2009

QUERIDO DICIEMBRE

Es probable que te sientas un poco responsable de todo lo sucedido en esos 334 días que han vivido tus hermanos y a ellos, ni se les rinde tributos, ni se les exige nada a cambio. Sin embargo a tí, te recordamos con gratitud o deseamos que pases lo más pronto posible para comenzar un nuevo año con la esperanza de que todo sea diferente...
Pero no, hoy, no quiero reprocharte nada, tan sólo quiero mostrarte gratitud porque, en mi equipaje, llevo guardados multitud de recuerdos entrañables y que, con el paso del tiempo cada año, vuelven a mi mente como si fueran pequeños regalos que tú, me has dado desde niña.
Siempre, al arracar la hoja de noviembre llegabas tú, sin vacilar, lleno de esperanza y, contigo tachabamos cada día transcurrido hasta que por fin, llegaba aquel 22 de diceimbre tan anhelado por mis compañeras de colegio y por mí, cuando estabamos internas. Aquellos días se nos hacían ¡tan largos ...! yo diría, ¡casi eternos. !
Cada noche, antes de dormirme recordaba mis cajas de cartón donde guardaba las figuras y adornos navideños y, con ilusión contenida, recontaba mis humildes ahorros para poder comprar dos o tres figuras de barro y dar forma aquel deseado belén . ¿Recuerdas mi empeño por concursar y ganar un premio? . Al final, me dieron el tercero, al esfuerzo personal y, lo compartí con mi padre porque él, también había contribuido haciéndome las casitas de corcho....
Ahora, y con el transcurso del tiempo todos los años cuando llegas, recuerdo con cierta melancolía aquellos maravillosos días cuando mis primos y yo, saboreábamos las deliciosas golosinas navideñas que con tanto esmero nos hacían los mayores... a la vez que, soñábamos con listas interminables de regalos y por lo tanto poco realizables....
Y ya ves; hoy, tan sólo quiero, desde aquellos entrañables recuerdos y, amparándome en tu magia que, nada, ni nadie destruya el encanto que tienen tus días y, no permitas jamás que, el espíritu de la navidad desaparezca de la vieja Europa por mucho que se empeñen. Sé , que lo tienes difícil pero por favor, ¡ inténtalo!.

20 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Amiga Ángela, deliciosos, entrañables recuerdos de tu mes de diciembre, de tu pasado. Como a la mayoría de nosotros, este mes nos devuelve a la niñez, a días brillantes, cálidos, con nuestros familiares y amigos. Es un hermoso mes, mágico, maravilloso. Espero que pases unos días estupendos, que aún nos queda mucho diciembre por disfrutar :)

Un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

quepreciosa carta Angela. Cargada de nostalgia y de amor hacia esta época jubilosa.
Un abrazo!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

¡Ay! Ángela, aquellos Diciembres que nunca volverán, cuánto los recuerdo y extraño.

Lástima que ahora todo esté cambiando; ojalá logremos conservar tan bellas tradiciones: El pesebre, la novena, los villancicos, los aguinaldos, los regalos, las viandas y el compartir en familia.

Cada año desempolvo mis cajas de cartón y armo la navidad con mucha alegría.

Abrazos.

Gracias por tus palabras.

apm dijo...

Ángela !que bonita la entrada al querido diciembre!, es cierto, cada año que pasa veo a un diciembre más dilapidador (compras, compras y más compras) y más viajero (a esquiar a la nieve, al Caribe a coger moreno, a Paris con los niños, a Canarias con el todo incluido) y menos familiar... apena ¿verdad?, bien distintos eran los diciembres de nuestra infancia, no había tantas compras, los reyes eran siempre limitados, pero que gozosos, y los viajes, de haberlos eran al pueblo a reunirse con la familia... abuelos, tios, primos, todos juntos: los niños comiendo en una mesita auxiliar aparte, los mayores, en torno todos a los abuelos, y, cuando ibas creciendo, ganabas puesto en la mesa de los mayores... mi abuela hacía rosquillas, pestiños y magdalenas (creo que en mi vida he probado una magdalena mejor que esas artesanas que hacía mi abuela, toda la tarde entre amasar y amasar a mano y vigilar el horno... riquísimas), luego de comer, charlas y villancicos.
Había magia, ya lo creo, mucha, muchísima magia... sí, estoy contigo, que no se pierda por favor, que no se pierda del todo.

Un besote, por supuestisimo, de los gordos

Cecy dijo...

Linda carta a Diciembre, pedido de esperanza.
Que nunca nos falta, aunque sea traerlos de los bellos recuerdos de dulces, risas y abrazos.

Un gran abrazo, querida Angela.

Sylvia Reguero dijo...

ME UNO A TU PETICIÓN CON LA ESPERANZA DE QUE EL CORAZÓN PUEDA MAS QUE OTROS INTERESES Y QUE SIEMPRE EN NOSOTROS PERDUREN LOS RECUERDOS , QUE CADA AÑO SEGUIMOS VIVIENDO Y TRASMITIENDO, COMO HICIERON CON NOSTROS .
UN ABRAZO QUERIDA AMIGA

Sylvia Reguero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estrella dijo...

Querida Angela, me ha parecido una entrada muy tierna y encantadora, a tus recuerdos entrañables se han unido los míos y por un momento han caminado juntos en mi mente.

Tenemos muchas cosas en común, a mí también se me hacían eternos los últimos días de colegio, estaba deseando poder quitarme el uniforme y marchar hacia el pueblo de mis padres a pasar con ellos y mis abuelos la navidad, en el campo, ir a por musgo y ramas de jara y romero para adornar el Belén. Días antes de ponerlo repasábamos las cajas de adornos mi abuela, mi madre y yo buscando algún desperfecto por si había que repararlo y para comprar alguna figurilla y poder ampliarlo.

Me he visto contigo contando mis excasos ahorros para poder obsequiar con algún detallito a mis amigas el día de mi cumpleaños, el 31 de diciembre. Día que esperaba con muchisima ilusión, no por los regalos sino por que nos reuniamos toda la familia, mis tíos, primos y hasta algunos vecinos que no tenían familia, era un día muy especial. Gracias por traerme estos recuerdos, que pases un feliz fin de semana, un abrazo, Estrella.

MAJECARMU dijo...

Angela,gracias por tu visita siempre reconfortante y cálida.

Me uno a ti en este mágico y sentido "ritual" evocando el recuerdo, para que diciembre se apiade del corazón humano y recoja el sentimiento de la Navidad.. que siempre hemos de llevar..

Es el espíritu de la paz,de la alegría,de los villancicos recordando al Niño Jesús,del amor entre hermanos..!

Ese sentimiento une a todas las razas y religiones, independientemente de sus creencias e ideales:

Que la paz y el buen entendimiento entre los hombres..les lleve a crear de nuevo todo lo que han destruido..!

Os dejo por un tiempo amiga.Os echaré de menos y quizá vuelva pronto.

Te deseo lo mejor en estas fiestas y que el nuevo año te traiga salud y ánimo.

Mi agradecimiento y mi abrazo siempre,amiga
M.Jesús

María dijo...

Preciosa entrada!!! Angela, describes de maravilla todo lo bueno que trae este mes...y estoy contigo con eso de que no terminen por "fumigar" este mes y su significado. En mi caso, nace Dios, y no puedo evitar sentirme feliz...a pesar de que no existan reuniones familiares como las de antes o que falten algunas personas que realmente echaré mucho más de menos en estas fechas...pero no deja de ser un mes hermoso...donde la vida te situa para dar...más que para recibir (aunque también es cierto, que no nos damos cuenta de lo mucho que recibimos, verdad??) Mil besos grandes!! Y disfruta de este mes tan precioso, sus recuerdos, su momento actual...todo.

tia elsa dijo...

Hermoso querida amgia como rescatas esos dulces y maravillosos recuerdos de la infancia. Y si muchos son como tú ese espíritu seguirá vivo en la vieja Europa. Besos tia Elsa.

pro_magicalonso dijo...

Me encanta como escribes, es un mes para mi muy familiar. Un abrazo

Tawaki dijo...

Feliz diciembre. Como en las carreras de relevos, el último es el que se lleva toda la gloria o todas ls críticas, en función de lo que hayan hecho sus compañeros.

Un abrazo.

SoniCamalea dijo...

Como me gusta ver que el espiritu navideño se mete en la gente todavia, llenate de todo y vivelo con esa fuerza... un besazo

Fran dijo...

Que bien describes esa ilusión por la llegada de la Navidad.
El belén sigue siendo importante en las casas. Cada año con una figurita más.
Y los niños siguen esperando a los Reyes Magos.
Pero tienes mucha razón. Hay que pedir para que permanezca el significado de la Navidad. Porque siempre hay quien lo quisiera anular.

manu dijo...

Muy tierno lo escrito Angela, me hizo sonreír. Lindos recuerdos nos narraste. Lo lindo que tiene este mes es eso, esa espera, esa ansiedad, esa imaginación y el deseo…cosas que parecen olvidarse durante el resto de año.

Muchos besos

josealfonso martínez dijo...

Muy, muy entrañable, qué le vamos a hacer, aún endurecido,
viviré reflexiones constantes.
Un beso.

YO, la peor de todas dijo...

Hermosas palabras a este mes que trae nostalgia, ganas de tener proyectos, promesas de vacaciones, ilusiones a los chicos y los no tan chicos.
Un abrazo.

Susana de Argentina dijo...

Ay! Angela, yo soy de las que piensa que no hay que quedar pegada a los recuerdos...pero Diciembre inevitablemente, mueve internamente un montón de sensaciones, misterios de Diciembre, recuerdos que una vez fueron de otros, de nuestros mayores!! amiga, te dejo un besito!!!

Fernando Manero dijo...

Que en la palma de tu mano quepa en estos dias la felicidad del mundo. Un fuerte abrazo y que el nuevo año te depare lo mejor de lo mejor.