martes, 11 de marzo de 2008

¡FELIZ VIAJE! CALA


Hace tan sólo unos días, he vuelto a leer la barbarie que comenten con vosotros, sí, con vosotros, los más indefensos. Esta vez te toco a ti Cala pero, pudo haber sido otro, un lince, un lobo o cualquier otro… éso, no importa.
No llego, ni llegaré nunca a comprender, porque el hombre infringe la ley de manera tan certera hacia el objetivo fácil, más débil, e incluso más indefenso… Su actitud, me parece tan vil como infame y despreciable… Quienes utilizan cepos saben muy bien que desde 1985 la ley se lo prohíbe. Saben, que el cepo, no mata inmediatamente, os captura, y vosotros, para libraros del dolor insoportable os esforzáis por caminar sumergidos en la impotencia de libraros de lo que os oprime, llegando incluso a morderos la pata, sin daros cuenta, de que no es ella, la que os produce el dolor. Es el maldito cepo, que un hombre sin piedad , lo puso con certera maña…
¡Queridísima Cala!; primero te han abandonado – como si tu destino ya estuviera premeditado- cuando te cobijaron en su casa, y luego, y por si fuera poco, el albur no estuvo de tu parte, caíste en la más vil de las trampas prohibidas “el cepo” . Con gran arrojo has caminado durante 5 días hasta que un buen hombre de Ubeda – porque los hay Cala- te vió y llamó a FELICAN esta protectora a la guardia civil y esta cadena terminó felizmente amputándote la pata delantera sabedor el veterinario de la grave infección que padecías…
Cala; jamás estaré ni estuve al lado del que usa el engaño y la debilidad del contrario para conseguir un fin y, en el caso de las atrocidades que cometen con vosotros, menos. Y ¿ sabes por qué?... Porque vosotros acarreáis la mayor de las debilidades, no conocéis las armas que pueden destruir a quienes se erigen como vuestros enemigos, ni falta que os hacen…¡ Qué viles y cobardes son aquellos que se aprovechan de tal indefensión…!
Por éso, no me cansaré de censurar las malas artes de quienes sin ningún tipo de escrúpulos, se engrandecen de usar torturas desgarradoras contra los que un día les servisteis sin condiciones.
¡Cala!; tú representas a miles y miles de indefensos… Tú, eres la abanderada de quienes te ayudaron, y lo agradeces, y te vuelcas en correspondencias…
¡Cala!; no creo que sea más inteligente el que es más despiadado… Todo lo contrario, en cambio si creo que es más vil, porque coarta vuestra libertad con el peor de los engaños prohibidos el cepo.
¡Ay Cala! ; que lejos estoy de poder entender a esos hombres que son capaces de destruir sin ningún tipo de escrúpulos tu libertad y el cariño que te merecías… De todos los que desprecian también la autarquía del lobo, del oso, o del lince entre otros… porque ellos tienen su espacio en libertad y el hombre debe tener su sitio en armonía…
Cala, estoy segura de que en tu nuevo destino, que es Francia, vas a encontrar la felicidad y el cariño que aquí algunos no supieron darte. ¡ Féliz viaje amiga!

12 comentarios:

Luis López-Cortés dijo...

Feliz viaje para Cala. Saludos y buena suerte.

Andrómaca dijo...

No entiendo cómo el ser humano puede ser tan cruel.

Todavía hay gente que parece anclada en plena Edad de Piedra. Trogloditas sin escrúpulos que desprecian a los animales por considerar que su aparente falta de raciocionio los convierte en seres inferiores a nosotros.

Y yo me pregunto, ¿quién nos ha dado derecho para creernos superiores a ellos? ¿Por qué este tipo de gente cree que un animal merece ser tratado de esa forma, como si fuera un simple objeto que, si se rompe, puede ser sustituido de cualquier forma? ¿Acaso el salvaje no es él?

Yo diría que muchos animales son más humanos que nosotros. Sólo hay que ver lo que reflejan sus ojos cuando nos tienen delante.

Menos mal que, dentro de su desgracia, Cala tuvo suerte y al final se topó con gente buena dispuesta a ayudarla. Apuesto que tendrá una feliz existencia en su nuevo hogar.

¡¡¡Que seas muy feliz, Cala!!!

Por cierto, enhorabuena por tu entrada. Todos deberíamos estar tan sensibilizados como tú con el entorno que nos rodea.

Maeglin dijo...

"Subscribome" a la Princesa Troyana en todo y por todo. Que la vida resarza a Cala con mucha felicidad de ahora en adelante.

Namarië

araceli dijo...

Si no es cuestion de ley, que tontada poner leyes para decir que esta mal poner cebos,maltratar personas o animales, matar, etc.
Como debemos ser, para que esto este tipificado....
Cala ha tenido suerte.

Bss.

Monica Alvarez dijo...

Hola Angela:
cada vez que veo como una mascota es agredida sufro como si fuera mi gato Morrisey.Desde que lo tengo , me he puesto más sensible con lo que le sucede a nuestros hermanos menores.Es por esto que te comprendo tan bien con lo que le ocurrio a Cala.
Un abrazo desde Chile

Mari Carmen dijo...

Pues sí, Ángela, ojalá que sea muy feliz. Yo no entiendo cómo alguien puede sentirse tan prepotente como para hacer daño a un perro. En realidad sólo son miserables.

Un abrazo, amiga.

OnlyMary dijo...

Preciosa entrada, Angela,
preciosa mirada la tuya.
feliz viaje para Cala.

Un abrazo

Sylvia Reguero dijo...

A nosotros nos han envenado dos perros y etuvimos en su agonia ,y no podeis figurar lo que pasamos y la desconfianza que eso te crea..el vacio..el no poder comprender..

teresa sako dijo...

Si, Cala ha tenido suerte. Buen viaje y deseo que sea todo lo feliz que se merece que sea.
No ha tenido esa suerte el pobre animal que utilizó el llamado "artista" G.V.H. para su exposición: Dejar morir un pobre perro de hambre y sed para que la gente lo admirase como "arte"
Nunca llegaré a entender a esas personas, nunca.

axel dijo...

pobre cala... es triste su situacion, y lo mas feo de todo es que haya gente sin amor sin conciencia que lastiman a los demas sin importarles el dolor que provoquen

no podemos cambiar el corazon ni el pensamiento de las demas personas. pero con que tu y otros hagamos la diferencia basta.

siempre tratar a los demas sea hobmre mujer nino nina animal planta con el mismo respeto que queremos ser tratados

saludos y feliz dia... nos escribimos

Mari Carmen dijo...

Ángela, quería saludarte y decirte que espero tus palabras, tus escritos. Imagino que has pasado unos días tranquilos, al menos es lo que yo deseo.

Un abrazo y hasta luego.

Mari Carmen dijo...

Ángela, quería saludarte y decirte que espero tus palabras, tus escritos. Imagino que has pasado unos días tranquilos, al menos es lo que yo deseo.

Un abrazo y hasta luego.