lunes, 13 de octubre de 2008

RECORDANDO FRANCIA .PRIMERA PARTE

Recordar,- en una tarde gris y apacible como ésta, de un largo fin de semana- Francia, me reconforta, me ayuda a valorar lo que he vivido en el verano y, lo hago saboreando un aromático café recién hecho, dando rienda suelta a mi imaginación confundiéndose con mis recuerdos.
¡Qué lejos se ha quedado ya, abrir la puerta que conduce a la terraza de la habitación en el hotel Jardín du lac y poder ver el lac de Christus en S. Paul les Dax! y, ahora me lo imagino espléndido, rebosante de tonalidades verdes y ocres mezclarse con la nebulosa explosión de vida que existe durante el verano y ahora en mi memoria… ¡Cuánto daría por estar allí! Y recorrer aquellos caminos bordeando el lago. Si por el verano me fortalecía el espíritu ahora, con el otoño, me quedaría allí, absorbida por la belleza de aquellos árboles de hoja caduca caer lentamente sobre el manto marrón que ellos mismos se encargan de formar… y, ver que la tarde cae lentamente bajo la niebla que forma el aire frío cerca del agua y, a lo lejos, ver esconderse el sol relajado… No, no quiero perderme en mis sensaciones vividas y en mis realidades añoradas, tan sólo quiero deciros que admiro Francia y la filosofía de vida de los franceses. Desde la perspectiva del viajero y de la mía propia Francia, vive su realidad desde el sosiego de haber superado vivencias que nosotros aún estamos superando y aún nos faltan superar. ¿ Por qué admiro Francia? veréis; porque aman sin límites sus tradiciones, aman
las cosas que les rodean desde el respecto a la naturaleza, desde el mimo que ponen en no olvidar su historia, su personalidad, su idiosincrasia. Nunca he sentido estando allí, el chovinismo del que se le acusa, tan solo, se siente testigo de su historia y de ello hace énfasis. Este año, he coincidido en julio,en el día que festejaban la fiesta nacional y, nos comentaron que allí en toda Francia era fiesta y se congratulaban de celebrarla todos juntos, era el día de honrar a los hijos de la patria muertos en actos de guerra, no importaban los bandos, ni los partidismos y, de ello doy fe al ver las coronas de laureles y de flores descansar a los pies de los monumentos que honraban a los caídos, en todos los pueblos que visité.
Desde San Paul les Dax emprendemos viaje hacia Orthez. Orthez, sigue teniendo el encanto de los pueblos del sur. Allí, tampoco las prisas hacen justicia a sus habitantes a pesar de que sirve de enlace a la autopista que conduce a Toulouse .Esta, se nos hace un poco larga y monótona, es demasiado recta y el paisaje muy uniforme por el monocultivo del maíz. Sólo se rompe el horizonte por la cordillera Pirenáica , dibujando caprichosamente su silueta bajo un cielo azul intenso que presagiaba un día de calor intenso. Hicimos un alto en el camino, en un área de servicio en el Midi Pyrinnes y allí, nos encontramos con la caravana publicitaria del tour. Hemos apreciado que viven el tour con auténtica pasión.
En la salida 28 de la autopista nos salimos porque nuestra intención era llegar a Castelnaudary y de allí a Saint Affrique les Montagnes y desde allí, al hotel llamado Domaine de Rasigous.¡ Qué encanto de hotel! Pequeño, tan sólo de 8 habitaciones. El lugar idílico. Después de una cena muy francesa en el jardín, paseamos por la finca donde, había sido diseñado un jardín a finales del XIX y, que aún hoy, guardaba vestigios de árboles exóticos casi centenarios. Por dentro el mobiliario típico francés, sobrio pero entrañable con cierto olor a cera. Incluso por el jardín hemos podido ver un chatón rousse ( un gato ruso ) que además de amable se dejaba acariciar dando al lugar una sensación de acogimiento tan entrañable como próximo.
En próximos posts os iré contando el resto de mis vacaciones en Francia por lugares tan entrañables como cuidados para quienes buscamos el encanto del pasado.


Parte del jardín muy cerca es donde cenabamos.
El árbolado del que os hablo....

La vista del hotel, una antigua casa señorial de campo, hoy convertida en un pequeño hotel tan acogedor como tranquilo.


El lago donde los patos, las ocas y los turistas al igual que los lugareños paseaban disfrutando del lugar.




Al atardecer el lugar invita a pasear por la multitud de caminos que bordean el lago.









28 comentarios:

zoraida999 dijo...

No he vivido nunca en Francia, si que he visitado Paris, unas cuantas veces, Bordeaux, Lyon, de paso hacia Belgica, donde estuve viviendo unos anos.....
Aparte de la grandeza monumental, sus autopista y su gastronimia, siempre me ha impresionado, como fueron y son autosuficientes. He tenido amigos franceses y se les exalaban un saber estar por los poros de su piel, un glamour que ni un solo belga con mucho dinero podia demostrar.....

María dijo...

Qué bonito!! En nuestra escapada a las montañas, también vimos Francia: "Biarritz"...la verdad es que es muy bonita...Y tiene paisajes variados...¿has visto "dos en la carretera"? Imagino que sí...viajan en coche por Francia. Me encanta la entrada, Angela...Un beso

Mari Carmen dijo...

Ángela, unos recuerdos estupendos, unos paisajes magníficos y complicidad contigo porque a mi me encanta ese país. Tienes toda la razón. Me gusta cómo miman sus pueblos, tan llenos de flores en verano, sus jardines, que son obras de arte, su armonía. Y su idioma. ¿Quieres creer si te digo que últimamente sólo leo en francés? Pues créelo porque es cierto.
Nunca podré olvidar el viaje que hicimos desde Biarritz hasta Mont St. Michel, comenzando por Burdeos, La Rochelle, Tours, Poitiers, Le Mans, Rennes, Mont St. Michel...

Una pura gozada. Por eso entiendo tu entusiasmo y tu nostalgia :)

Y sí, Fernando es el más grande. Lo que ya te dije... amo a ese hombre. Es mi ídolo, yo, que nunca los he tenido :)

Abrazos

tia elsa dijo...

Realmente muy bonito, pero lo que más me gustó es lo que cuentas de Francia y su gente, siempre me gustó Francia, su idioma, su cultura, aunque nunca he ido, pero a través de su cine (que me encanta) y autores franceses y su historia es uno de los países que no querría morir sin conocerlo. Tu aprecio por él hace que refuerce ese deseo. Espero con mucho interés tu próximo post, un beso tía Elsa.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola Angela,

Hermosos e idílicos lugares, que por esa misma razón quedarán para siempre en tu memoría.

Saludos.

AleMamá dijo...

¡Aysssss! *suspiro*

Susana de Argentina dijo...

Que lindo...me gustan tus relatos, es como estar ahí! gracias siempre por estar, y contar tan delicada y detalladamente tu viaje...es como viajar!! Muuuuack!

OnlyMary dijo...

A mí también me encanta Francia, y es un placer leer aquí tu experiencia. Lo describes muy bien, como siempre..
Anímate a contarnos más, y poner más fotos : yo lo esperaré, y el resto de tus lectores también.


Un fuerte abrazo

Javier dijo...

Curiosamente esta semana hemos coincido a la hora de escribir en recordar, aunque lugares muy diferentes, llenos de algo especial para nosotros.
Bella descripción y bonitas fotos, seguro que cada vez que eches mano de ellas en tu incosciente se enciende una lucecilla que te hace reponer fuerzas y espíritu.

Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Ángela, he dejado una entrada para ti en Vida y Sendero. Me apetecía escribir algo para tí, así que lo que dejo creo que puede gustarte.

Un abrazo

Fernando Manero dijo...

Describes magnificamente tu viaje y nos induce a seguir tus pasos. Yo también practico cuando puedo el recorrido por las carreteras francesas sin guión previo y para descubrir lo que se presenta ante la vista. Es un pais lleno de sorpresas y de lugares encantadores. Conserva muy bien sus paisajes y su patrimonio hasta el punto de que ello permite encontrar manifestaciones culturales y terroitoriales que en España hace tiempo que desaparecieron o están amenazadas. Un abrazo

okaza carlita dijo...

Preciosa tu narración, realmente dan ganas de estar ahí, aunque con tus palabras casi puede uno percibir los aromas en el aire...

saludos otoñales

Laura dijo...

Oye, que me estás haciendo echarlo de menos a mí también y ni siquiera he estado en esos lugares... Qué maravilla de descripción. Quiero ir, quiero ir...
Au revoir

Luis López-Cortés dijo...

Después de mi publicación m parece maravilloso retomar Francia.
Besos.

Abuela Ciber dijo...

Gracias por este paseo por tan hermosos lugares que nunca visitare, pero contigo he saboreado sus aromas, preciosas imagenes, gracias por compartirlas.

Respondiendote a mi post te dire que en los ultimos años han producido variedades de frutas y verduras resistentes a tantas cosas que al final no tienen sabor a nada.

Cariños

Monica Alvarez dijo...

Ángela:
creo que embelleces todavía más,lo vivido,con ese dejo de nostalgia,con la forma en que escribes y con las imágenes con las cuales condimentas el relato.
Un abrazo desde Chile

Susana de Argentina dijo...

Angela!! te dejo un abrazo gigante!! y que tengas un lindo fin de semana!!!!

manu dijo...

qué lindo la france!! espero que escribas varios capítulos. yo viví hace muuuuucho en Francia, mas precisamente en Dijon (pero conocí bastante dicho país)....con lo cual, tus relatos me resultan un lindo recuerdo.

que tengas un lindo fin de semana

besito

pd: perdón por no pasar por tu blog con anterioridad, pero recién hoy pude adquirir otra computadora.

josé javier dijo...

Este verano estuve en el valle del Loire y opino igual que tú..
Ah¡¡¡ los recuerdos de las vacaciones, casi se tienen para poder recordarlas.
un saludo. J.J.

Sylvia Reguero dijo...

Comparto tus sentimientos por Francia.
Que envidia todo lo que cuentas.
Besos
¿Y los chocolates....?

Abuela Ciber dijo...

Que tengas un buen fin de semana!!!!

Cariños

Marcelo dijo...

Hermosas imágenes y hermosas palabras!
Un beso Angela

Tawaki dijo...

Francia es un país estupendo. No hay más que ver las fotos que has colgado y los recuerdos que rememoras.

He ido varias veces, pero aún me queda mucho por ver.

Un beso.

amigoplantas dijo...

Es cierto y verdad, siempre que he estado en Francia me ha gustado

Cecilia Alameda Sol dijo...

Con lo cerca que está y qué poco lo conozco. Pondré remedio en el futuro, lo prometo.

Susana de Argentina dijo...

Hola Angela!! cómo estás? te dejo un besito!!

TEA CUP CLUB dijo...

Hola Angela, en casita he dejado un premio para ti, es mas que todo un gracias por unir nuestra voz en la campaña que hicimos de Cancer en el Seno, tus comentarios en el blog nos inspiraron a seguir adelante asi como los de toda esta bella gente que nos leyo a diario.

No nos olvides, sabes en nuestro rinconcito siempre tendremos un lugar especial para ti.

Abrazos

Veronica Villatoro
Fundadora Internacional
teacupclub@gmail.com

Natalia B. dijo...

Yo tambien llegué un día a Francia y respire su olor y pasee por sus calles empedradas con persianas azules.
Yo me fui un día de Asturias. Me fuy pero cada día regreso en pensamiento.
Cada tres meses paseo por sus prados verdes, por su aremas amarillas. Con olor a sidra restallona, a marisco cocido. Con aroma de castaño y aire de orbayu...
Con todo esto hoy la red me llevo a tu blog , cuando estoy a punto de partir a Nuestra Tierra.
Me han gustado tus palabras y tus labores. Seguiré tu camino y te añadiré en mis favoritos.
Un a caricia , un beso , un abrazo que el aire se lleva desde una isla del Mediterraneo