viernes, 9 de enero de 2009

GRACIAS POR TU LUZ


Enero, tú me haces renacer, me empujas a tener nuevos proyectos, nuevas sensaciones, perseguir nuevas realidades. Contigo mis neuronas se despiertan del pequeño letargo en el que me asumió diciembre.
Cuando me despierto y abro mi ventana me gusta ver tu cielo azul celeste - cuando lo hay- que presagia un día estupendo aunque el frío se aferre a mi rostro.
Me gusta ver esa luz brillante intensa de un sol que ya no es tenue, ni escaso como es el de diciembre. Me gusta ver como poco a poco tus tardes se alargan y, tus atardeceres se expanden perezosos camino de febrero…
Me gusta pasear por los parques empapados de tus heladas poderosas, sentir crujir la hierba por el hielo y, recordar mis ansias de niña por chapotear en los charcos y saltar y volver a saltar para romper el hielo y, mojarme a sabiendas de que mi madre no me veía y, llegar a clase empapada… pero, por entonces, no importaba porque el juego estaba en oír crujir el cristal de hielo y verlo romper en pedazos…
Enero, ¿sabes por qué contigo empiezo a crecerme….? Porque sé, que tú das paso a un mes de febrero que es más corto y, detrás de él, viene marzo y la generosa primavera, con su inigualable color, con la explosión de vida en el campo, con el ajetreo de trinos y respuestas en los cortejos cuando paseamos por las veredas, por esas inmensas ganas de vibrar con la naturaleza para descubrir lo que desde hacía tiempo no habíamos visto…. Por sentir nuevas sensaciones respirando el aire puro de un brote de vida nuevo y distinto… Y, porque la esperanza de que llegue el verano se hace más llevadera y aún más tenue gracias a tu luz radiante….
Me gusta ver el campo tranquilo y los árboles desnudos preparando sus nuevos ropajes…. E incluso me gustan tus días grises y tristones porque no son lo mismo que los de noviembre y diciembre que me atenazan más a la melancolía y me alejan de la realidad… Contigo mi imaginación es más positiva, mis deseos me parecen más realizables aunque tan sólo se queden en deseos… Gracias por tu luz enero.

19 comentarios:

Libertad dijo...

Salgo, al leer tus letras, también de ese letargo en el que Diciembre nos sumió para renacer de nuevo en este año recién estrenado. Enero da paso a la esperanza de esa primavera que ansiamos y que tan bella describes.
Un abrazo querida amiga.

Pilar dijo...

Desde Córdoba y en pleno verano, yo disfruto del otoño en Córdoba que es bellísimo y está reflejado en muchas canciones. Muy bello lo que escribiste. Besos. Pilar

Mari Carmen dijo...

Ángela, veo que has conseguido poner el listado de blogs como querías :) No era difícil.

Ay, enero, enero... tan nuevecito él, y hoy tan blanco para los madrileños. La verdad es que da gusto estrenar un mes así.

Y ya mismito, tenemos aquí de nuevo los brotes en los árboles y la nieve de hoy será sólo un luminoso recuerdo :)

Un abrazo, guapa.

Cecilia Alameda Sol dijo...

La luz que se hace gris algunas mañanas y otras, como ésta, se torna resplandeciente mientras la nieve cae sobre la ciudad, pintándola de blanco. Un espectáculo digno de ver, aunque a veces puede generar problemas, sobre todo a los que no han podido disfrutar de la nieve por sus obligaciones cotidiana.

Cecy dijo...

Te mando un poco del calocirto que se perpetua en este Enero, que me hace sentir viva y me retraza el frio.

besitos

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angela...

Me has contagiado de tu optimismo, entusiasmo y alegría con que comienzas el nuevo año.

Y con tantos buenos recuerdos de aquellos eneros, ¿Cómo no quererlo y disfrutarlo?

Ojalá éste sea un buen año.

Un abrazo.

pro_magicalonso dijo...

Que bonito lo que escribes. Hoy enero se vistió de blanco y que bonito ha quedado. Un abrazo

Laura dijo...

Visto así... a mí también me gusta enero. Me has regalado una nueva forma de ver tan helador mes. El mes de la cuesta, el de los kilos de más es ahora el del alargamiento de las días, el que precede al cortísmo febrero, el que preludia la llegada de tiempos más cálidos y tardes más largas.
Gracias

Sylvia Reguero dijo...

Enhorabuena ,por que ya llega tu tiempo....un abrzo fuerte

Javier dijo...

el silencio comunica eternidades, y que mejor que una eternidad para comunicarlo todo? aunque nos cueste una eternidad el trabajo de entenderlo?

Un saludo, bonito blog!

mreina dijo...

Un año entero y en blanco para poder rellenar ¡maravillosa oportunidad¡Un besote

Luis López-Cortés dijo...

Viva enero. Viva la vida. Saludos llenos de energía.

Laura dijo...

Ángela:
MIÉRCOLES 14 DE ENERO. Escribamos un post por Palestina. Manifestación bloggera

Únete

María dijo...

Qué bonito tu relato hacia el mes de Enero!! Y la foto de la entrada, me encanta!! Desde luego Enero es un mes muy diferente...suele significar el final de la Navidad (no a primeros...sino más adelante, hoy, por ejemplo) Y ver la vida con nuevos proyectos y esperanzas...del modo tan positivo como lo describes...Muy bonito Ángela...Yo también siento que nos parecemos mucho. Un abrazo,

Javier dijo...

Cierto que Enero nos está diciendo que ya queda menos invierno, yo me quedo con Abril.

Un abrazo

María dijo...

A mí no me gusta nada el invierno, ni el frío, ni el otoño, porque no hay luz, suele haber mucha oscuridad mucha noche, y poco día, aunque son estaciones que han de pasar como las etapas de la vida, pero espero que lleguen los días de sol, de luz, y de alegría, con los días largos y cálidos.

Angela te dejo aquí un abrazo inmenso, y seguimos cerquita, caminando a través de nuestros blogs, deseándote un feliz año.

Besos.

Tawaki dijo...

Enero es el mes de los buenos propósitos y de las ilusiones renovadas. Es un mes que, entre unas cosas y otras, siempre se me pasa volando.

Un abrazo.

Libertad dijo...

De nuevo vine de visita. Te dejo un abrazo.

manu dijo...

brindo por ese enero entonces! que haya sido así. acá...en argentina...es todo lo contrario...mucho calor, demasiado. siento que los meses de calor son muy superfluos y los de frío más profundos. lindo el invierto...pero es bueno estar acompañado.

un abrazo

pd: sepa disculpar mi ausencia desmedida...mis vacaciones fueron largas.