martes, 16 de junio de 2009

QUERIDO JUNIO


Querido junio:
Probablemente si te digo que, tengo una deuda pendiente contigo, no te lo vas a creer y, tal vez, te preguntarás extrañado el por qué de mi intranquilidad respeto a tí y, de no sentirme satisfecha conmigo misma, sin antes pedirte disculpas después de un largo tiempo…
Verás; ahora lo vas a comprender cuando te diga que, en mis años de juventud he llegado a tenerte verdadero hastío si, y, he sentido rabia contenida por no haber podido tacharte del calendario de mi vida. Por entonces, si supieras ¡cuánto te he odiado! Y tú, sin alterarte, te introducías en mi vida sin yo quererlo.
¡Cuántas noches he pasado sin dormir!... ¡Cuántas tazas de café habré tomado para que mis neuronas se sintieran lo suficientemente despiertas para razonar aquellos temas que iban quedando apartados….!
¡Cuántos folios he tratado de asimilar en tus largas noches y, que muchas veces, se me hacían eternas por lo árido del contenido!.
Y, ya ves, querido junio hoy, en cambio, siento nostalgia de ellas. ¡ Si pudiera dar vuelta al reloj de la vida, sabiendo lo que sé... Y, con la experiencia que he acumulado con los años no te hubiera odiado como entonces lo hice…No, no he sido justa contigo y, debo de pagarte sin acritud todos los favores que me has hecho y que yo, creía que me imponías a la fuerza… Por eso querido junio, desde esta humilde cuartilla reciclada, me siento obligada a pedirte perdón y, agradecerte, que aquellas noches de insomnio impuesto, hayan dado su fruto y hoy, las recuerde un poco lejanas en el tiempo pero agradecida de corazón.

18 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Del odio al amor..sólo hay un paso Angela,y junio entiende y disculpa..te proporcionó el tiempo para el estudio y la experiencia..!

Y..permíteme..si no te has traido el premio de mi blog,que te ofrezca otro.Tiene que ver con la mente y el corazón..Es el premio VIOLETA,está colgado a la derecha y debajo de él está escrito el significado..Te lo mereces por apoyar a Israel..por esa capacidad para valorar y sentir,que muestras en tus letras: la transparencia de la idea y el sentimiento,Angela..!

Traételo,copia el significado y cuélgalo donde quieras..TE LO MERECES..!
Un abrazo muy fuerte,amiga
M.Jesús

josealfonsomartínez dijo...

¡Ay, no, no, y no...! Muchos junio en adelante, que te reparen a ti...
Que nos reparen a otros. Y muchos marzo y abril... Y también mayo...

Libertad dijo...

Ángel, pero qué bien los Junios que han venido después y éste nuevecito impregnado de añoranza...
Qué bonita manera de traer el pasado al presente y reconciliarte con aquellos momentos de noches sin dormir durante los exámenes.
Que lleguen muchos Junios más y que estemos de alguna manera juntas para disfrutarlos!
Un cariñoso abrazo.

Libertad dijo...

Ainsss Ángela, que te quité la a de tu nombre, sin querer, lo siento!. Estas prisas... Y ya sabes cómo me gusta tu nombre que me recuerda también a mí a mi niñez con mi querida abuelita Ángela...
Un beso amiga.

Abuela Ciber dijo...

Querida Angela es hermoso y nostalgico lo que has escrito.

A veces en nuestro andar rápido perdimos esos días o meses.

Ahora con tiempo suficiente y mas sabias tratamos de que los jovenes de nusetro entorno las sepan vivir.

Racibe mis cariños.

Cecy dijo...

Bueno has tenido una linda conversación con Junio, quizas era hora y asi reconciliaditos vaya mucho mejor a todos los Junios y meses venideros.

Me encanto.

Besotes.

tia elsa dijo...

Querida Angela con la perspectiva de los años todo se ve diferente y se valora lo que antes denostabamos. besos tía Elsa.

María dijo...

Ángela, me encanta estos agradecimientos que sueles hacer (al tiempo, a la vida, al mes de Junio...)!! Me gustan mucho. Especialmente, creo que quienes hemos estudiado, en general todos, vemos que es a veces un mes temido, otras un mes especial, como bien dices, de insomnio, de ganas de se termine...y ahora de recuerdos.
Como siempre, nos dejas unas fotos preciosas...dignas de enmarcar.
Espero que disfrutes de tus tardes largas de verano y sigas escribiendo.
Un gran abrazo

pro_magicalonso dijo...

Que bonito lo que escribes y como lo haces y como llegas a todos, llegas hasta lo más profundo. Un abrazo

Marcelo dijo...

Estoy seguro que junio te perdonará. Pero con una condición: que hagas de este junio el mejor junio de tu vida.
Un beso Angela!

Tawaki dijo...

Junio ha sido en cambio para mí mi mes habitual de vacaciones. Sólo este año le he puesto los cuernos.

Un mes en el que suele hacer buen tiempo y aún no hay demasiados turistas.

Un beso.

Mari Carmen dijo...

Querida Ángela, ay ese junio de nuestros tormentos y, sin embargo, tan liberador al mismo tiempo porque significaba que dejábamos la escuela, el instituto, la Facultad, y teníamos ante nosotros un maravilloso verano :)

Un abrazo, guapa :)

Sueños compartidos dijo...

Queria Angela

Me a gustado muchisimo, me he sentido identificado porque éste mes también representa mucha nostalgía en mi vida.

Me gusta el planteamiento de la reconciliación.

Saludos y que éste mes de junio sea mejor que los anteriores y el siguiente y el siguiente...

Abejitas dijo...

A veces convertimos un mes en el más horrible, pero tranquila, junio te dará muchas alegrías.

Besitos de miel

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angela...

Bueno, después de todo gracias a tu "Querido junio", hoy en día sabes lo que sabes y eres lo que eres.

Al fin y al cabo, no fueron en vano las trasnochadas.

Un abrazo.

Fran dijo...

Yo estoy agradecida a esos junios de los que, con sacrificios, sudor y lágrimas, después hemos recogido frutos. Pero ¡Vive Dios que no tengo nostalgia!
En 2008, después de estar liberada tantos años, junio volvió a hacerme pasar por la experiencia.
Lo tengo ahora demasiado reciente para perdonar.

Sylvia Reguero dijo...

El recuerdo de "mis Junios " muy bueno,terminaba bien el curso,luego marchar a Asturias ,más tarde viajes con amigas .
Ya con los hijos....la cosa cambia
Tensión por los examenes .....
Cafes abandonados por toda la casa ..
Ceniceros llenos de colillas...
Caras angustiosas...
Claro seis hijnos dan mucho de si.
Ahora solo le temo por la llegada del calor.

Estrella dijo...

Querida Angela, recuerdo que cuando tenía unos ocho o nueve años, me enfadé con una amiga por que le cortó el cabello, sin mi permiso, a mi muñeca preferida.

Cuando entré en mi casa llorando y enrabietada, grité con todas mis fuerzas mi honda pena por este suceso y sentencié para aquellos que quisieran escucharme: "odio a Isabelita y jamás la perdonaré".

Al momento lamenté haberme expresado así, pues sentía mucho cariño por mi amiga, pero no podía reprimir aquello que sentía.

Me apené mucho al ver la mirada de decepción de mi querida abuela, ella sabía mucho sobre el odio, me contó que desde niña lo había vivido en su entorno y que por ello se había desatado una guerra. En aquel momento vino a mi mente las historias que nos contaba mi abuelo y otras que había oido sobre aquella dura guerra entre hermanos.

En aquel instante no entendía muy bien lo que mi abuela quería decirme con esas historias, pero en sus ojos acuosos y claros por la edad, vi un tinte de amargura y tristeza.

Desde entonces más por el gran amor que siento por mi abuela, que por lo que saqué en claro de aquellas historias, me prohibí a mi misma sentir de aquella forma que me cegaba y me enfurecía.

Así que el sentimiento que me producía junio era antipatía, hasta quizás aborrecimiento por lo mismo que te hizo pasar a tí.

Tu maravilloso post me ha hecho recordar los años estudiantiles, los sufrimientos y las malas noches.

Sin apenas darme cuenta me he ido reconciliando con junio, a pesar que continúa dándome malos ratos y noche sin dormir.

Me acuerdo de la primera vez que visité París con un grupo, ni el conductor ni yo teníamos ni idea, no conocíamos París. No era la primera vez que me enfrentaba a una ciudad sin conocerla pero jamás de la envergadura de París.

Así que me pasé varias noches en vela con un enorme mapa callejero, al que yo llamé cariñosamente "sábana" desplegado sobre mi cama y memorizando calles y plazas para que nadie se diera cuenta que llevaban una guía novata. Así tantas y tantas noches, unas por estudiar o repasar los monumentos, ciudades, localidades que tenía que visitar, otras por desconocimiento de un restaurante, hotel o ciudad.

Pero te das cuenta cuando el fruto madura que aquellas noches te han aportado mucho y que realmente merece la pena sacrificarte un poco por recibir una buena cosecha.

Junio, precisamente junio es quien me hace todos los años rememorar el día en que uní mi vida a mi alma gemela, el día de nuestra boda. Por ello no dudé en reconcialerme con él pues ví un bello gesto en su regalo para compensarme por sus largas noches llenas de aridez pesadumbre y falta de sueño.

Felicidades por este hermoso post. Mi cariño hacia tí hace que me despida con un saludo lejano pues durante mi ausencia, en mi casa se ha colado un ser que sólo me da problemas. Tos, dolores de garganta.....seguramente la conozcas, así que en la distancia te deseo un feliz día, achissssss, Estrella.