sábado, 15 de mayo de 2010

HOY, NOS HACES MUCHA FALTA

Hoy, me es grato a la vez que urgente, decirte que nos haces falta y, aunque te suene un tanto extraño sí, nos hace mucha falta…. Porque desde hace tiempo, nos hemos empeñado en dividir más que unir, en crispar más que serenar, en desorientar más que seguir el norte que la brújula de los valores nos ofrecía… Nos hemos empeñado en que ellos, ya no son capaces de sustentar nuestras conciencias porque éstas, a su vez, ya no nos hacen falta para crecer como individuos… Y yo, ante tanta desidia me pregunto . ¿ Qué alternativas nos ofrecen para que el equilibrio y la armonía convivan de nuevo con nosotros?....

¿Acaso es más coherente perder la esperanza en aras de la ambigüedad rehuyendo de lo justo, de lo digno, de lo honorable y de lo honesto…? Yo, a esto, me niego . Y, ¿ sabes por qué querida concordia? Porque incluso, nuestra juventud que es la esperanza del mañana, también zozobra en medio de este esbozo sin referentes libando, en el desconcierto y, convencidos de que sus sueños son poco realizables y, yo te pregunto; ¿ Acaso no es hermoso para ella ver los tesoros que se esconden detrás de sus esfuerzos y sus sacrificios para llegar a la meta deseada….? Por éso , me repugna ver, cómo se les instruye desde los límites imperantes hasta convencerles de que el éxito está en la riqueza fácil y sin escrúpulos, en la fama pasajera y zafia y en el poder por el poder convirtiéndolos, en meras marionetas ….

Y, ¡cómo no,! me desalienta ver como, tu condición de armonía, ya no les hace falta. Me enerva que se repita machaconamente que los dones potenciales del consenso sólo tienen un camino, el impuesto. Por todo ello, hoy te apelo a que no te arrugues ni te dejes asfixiar por vanidosos y vacíos argumentos que sólo nos llevan a la postración y al desaliento…

9 comentarios:

angela dijo...

Siento que mi pesimismo me conduzca por estos caminos... Sólo la esperanza me consuela y en ella, deposito mis deseos. Un abrazo

tia elsa dijo...

Ay querida Ángela comprendo tu desazón y desesperanza, asi está el mundo, lo que dices no es más que el fiel reflejo de lo que ocurre en otros lados, esperemos que vuelva la cordura.Besos tía Elsa.

Cecy dijo...

Comparto plenamente con Elsa, esto se ha poblado en todos lados. Y así y todo que no nos roben la esperanza y la voluntad de los que vienen.

Un gran abrazo con cariño.

Marcelo dijo...

Me pregunto dónde estarán los del otro lado que no aparecen.
Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Mi felicitación por tu constante llamada al equilibrio entre mente y corazón..!!
No podemos dejar que la postmodernidad nos siga mostrando simulacros y muestras de una hiperrealidad,sin base,ni referente.
La razón ha de recuperar los principios y valores clásicos y abrir sus brazos al corazón,que espera poder ascender y crecer juntos..La idea y el sentimiento han de encontrar su armonía,su equilibrio y su destino..!!
Mi gratitud y mi abrazo grande,Angela
M.Jesús

pro_magicalonso dijo...

Nos hace mucha falta la cordura, concordia, mucha, mucha falta, que el mundo va mal. Que gran escrito.Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Es que no son buenos tiempos, Ángela, o no tan buenos como debieran, pero no hay que desesperar.

Querida Ángela, qué recital nos dió ayer Alonso, ¿verdad? Es para quitarse el sombrero. Bueno, es que es el más grande, y yo espero que en las próximas carreras esté arriba, arriba, muy arriba.

Un abrazo, guapa.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Ángela:

La esperanza es lo último que se pierde, tal vez algún día los seres humanos recuperemos nuestra esencia y regresen los valores a regir nuestras vidas, entonces el fin no justificará los medios.

Gracias por visitarme,

Abrazos.

Liliana dijo...

No conozco ni la persona ni las circunstancias a que te refieres,pero lo que si conozco es la verdad de tus palabras. Se podrían aplicar a todas, a cualquiera, a cada uno de nosotros; todos hemos recibido golpes que nos han hecho dudar de lo que creemos y en quien confiamos. Seguro que Isabel encuentra consuelo en tus palabras, si no ahora si cuando el tiempo haya cubierto el dolor con una pátina de suavidad( todos sabemos que éste nunca desaparece del todo).
Besos y que tengas un estupendísimo fin de semana
Liliana