miércoles, 22 de septiembre de 2010

EN TU MUNDO, NO DESPRECIÁIS


Querido Cottón; ya sabes que de vez en cuando aunque pertenezcas al mundo animal deseo que me escuches porque tu mundo y el de los humanos, no se parece para nada y sin embargo, siempre os intregáis en la convivencia desde el respeto que nos profesáis al recibir todas las atenciones para cubrir vuestras necesidades.

Para llegar adonde quiero que me comprendas, necesito que me atiendas un ratito así que no te inquietes porque tan sólo son unos minutos. ¿ Vale Cottón? Sí, prosigo. Empezaré por contarte que hace años nos pasaron por TV un anuncio en el que se veía a un mastín en medio de una carretera dando la impresión de que estaba abandonado y en el cartel había una frase que decía algo así cómo…. El nunca lo haría contigo… Yo, aún no conozco a nadie que haya sido abandonado por su mascota y, si es así, me imagino el porque…. Pero hoy, no vamos hablar del abandono de los animales, esto tocará otro día. Hoy, tan sólo quiero advertirte de la reacciones que tenemos los humanos con nosotros mismos y seguro que te sorprenderás tanto como yo….

No te intranquilices , me explico; ya sabes que todos los días tengo por costumbre sacar un ratito para leer los periódicos digitales y hoy, al leer el titular …De que en España se abusa de las sujeciones en residencias geriátricas a 100. 000 ancianos… Me ha dado que pensar y máxime, cuando apenas hace unos días por una negligencia que no voy a censurar porque para eso están los tribunales murieron dos ancianos de 83 y 87 años. Además de impotencia Cottón, me desconsuela pensar ¿cómo se pueden dejar a personas olvidadas que no sólo tienen mermadas sus capacidades físicas también las psíquicas? .¿ Hasta qué punto hemos llegado los humanos para qué después de pagar 1710 € e incluso más, sea justificable la carencia de personal … ?Tengo la impresión Cotton de que utilizar correas o fármacos psicotrópicos en personas mayores sin tener en cuenta la debida autoridad sanitaria supone un atentado contra los derechos fundamentales…. Me entiendes ahora ¿por qué me enojo cuando veo que se dan cantidades extremas de dinero por actitudes banales y superfluas … y, en cambio, para ayudar a quienes hasta ahora pudieron y contribuyeron se les margina con el abandono justificando que, las ayudas económicas no llegan para cubrir gastos?...

¿Te das cuenta Cottón de mi perplejidad ante actitudes llevadas a cabo por mis semejantes?. En vuestro mundo, no despreciáis , tan sólo para vivir actuáis… Os felicito.

15 comentarios:

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Un desastre, amiga...
Todo es un desastre.

Un beso.

MAJECARMU dijo...

Angela,me alegro de tu vuelta y de tus temas conscientes y solidarios,que comparto y comprendo que,es necesario exponer.
Primero, la falta de principios y valores,pocos tinen cariño y paciencia por sus mayores.Segundo,la dichosa crisis,que ha descolocado los asuntos primordiales y los secundarios,ahora se atiende todo al revés en honor a la crisis económica...En fin,esperemos que el tiempo lo ponga todo en su lugar y la educación el respeto y la prudencia vuelva a todos.
Bienvenida y te dejo mi gratitud y mi abrazo inmenso,amiga.
Feliz comienzo de curso.
M.Jesús

Sylvia Reguero dijo...

Esta noticia me ha dejado desconcertada,veo con impotencia que muchos comentarios solo lo califican de " lamentable olvido...."Somos tan insensibles ?
Un abrazo Angela y Cotton.

Abuela Ciber dijo...

Las incongruencias de la vida.

Tal vez.....alguin dia se pongan limites.

Cariños

María dijo...

Me encantaría conocer a Cotton...debe ser muy especial. Tienes toda la razón, Ángela...parece mentira que nos abandonemos unos a otros como lo hacemos...porque en el mundo se dá más importancia al egoísmo...Pero hay que tener experanza...yo escuché hace tiempo que se están haciendo programas entre ancianos y animales...Creo que puede ser fructifero, pero...eso no quiere decir que los seres humanos nos abandonemos unos a otros...Has visto o has leído "juntos nada más"?? No trata de animales, pero sí del abandono entre los seres humanos...el mensaje esta lleno de esperanza.
Un abrazo y que tengas un buen día!!
Me encanta leerte!!

Mari Carmen dijo...

Hola, Ángela. Hace no mucho leí un libro donde el que contaba la historia era un perro, Enzo (el libro se llama 'El Arte de Conducir bajo la Lluvia', y tiene la Fórmula 1 como fondo, incluyendo, cómo no, a Ferrari), y me encantó (el libro, y que fuera explicando las cosas un perro) porque estoy segura que nos ven, nos sienten y en bastantes ocasiones se extrañan y selamentan de nuestro proceder.

El tema de los ancianos es lamentable, terrible. Por lo que estoy viendo y leo, no ha importado demasiado su muerte, es más, yo creo que la misma familia lo ha visto como una liberación, ya que ambos ancianos estaban con demencia senil. No digo que quisieran su muerte, pero vamos... que ha venido muy bien ese despiste. Despiste, por otra parte, que no entiendo, y ya pueden poner todas las excusas que quieran, pero no lo entiendo y no tiene justificación alguna.

Hay que parar un poco, vivir con más calma, ver lo que nos rodea y no ser tan insensibles, que nada puede haber más importante que una vida humana. Aunque esa vida ya esté casi lista para cruzar al otro lado.

Un abrazo, Ángela :)

¡Ah! Este fin de semana espero poder ver a Fernando Alonso haciendo una gran carrera, y digo 'espero' porque voy a pasar el fin de semana en Melilla y no sé si podré hacerlo. Al menos, si no veo la carrera, en la noche, en el hotel, podré ver el resumen de la Sexta.

Mari Carmen dijo...

Por cierto, al hilo del mensaje de María, yo también he leído (y tengo ambas cosas, el libro y la peli) de 'Ensemble, c'est tout' (de Anna Gavalda), y es una preciosidad. No puedes perdértelo si no lo has leído.

Un beso

manu dijo...

La hipocresía es la norma del humano, como también lo es atacar al más débil, al desprotegido, al que no tiene herramientas para poder defenderse.

Así somos, no todos, pero muchos.

Sería lindo tener los ideales que tenemos cuando somos niños, y no esta deformación cuando crecemos.

Un abrazo enorme

tia elsa dijo...

Por algo se dice que más conozco a la gente más amo a mi perro. Sin palabras lo que ha pasado con esos dos ancianos. Besos tia Elsa.

Inés Bohórquez dijo...

Deberíamos aprender ma de los perros tal vez ellos nos puedan enseñar a ser mejores humanos no lo crees?
un abrazo angela y muchas bendiciones :)

Abedugu dijo...

Casos así suceden porque en este mundo tan frío en el que vivimos en donde sólo prima lo material, acabamos por ser sencillamente números y "cosas" dejando de ser personas.
Supongo que Cotton no te contestó, pero estoy segura de que nada de lo que le dijiste le habrá asombrado ¡con lo que saben los animales de abandono!.
Buen día

pro_magicalonso dijo...

La carne de gallina se me pone al leerte y que gran verdad dices, a nuestros mayores no se les trata como se les debería tratar, conozo muy bien todo ese tema, voy muy asiduamente a una residencia de ancianos en esta en concreto todos están muy bien cuidados, pero se que no pasa así en todos los lados, por desgracia no es así.
Me gusta como se lo cuentas a Cotton, debe ser muy grande Cotton, yo tengo de toda la vida mascota y para mi es un miembro más de mi familia, la quiero con locura y no entiendo como hay personas que pueden maltratarlos o abandonarlos, no lo entiendo, hace bien poco me pasaron los 10 pensamientos caninos, que cuando me lo pasaron y lo leí hasta me emocioné.
Un abrazo y buen fin de semana y también como no, buena semana.

(por cierto que empieza muy bien este sábado con la pole conseguida por Alonso, a ver si mañana gana y se mete este mundial en el bolsillo)

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Ángela:

Conmovedora tu entrada, realmente casos como la que hoy nos cuentas no tendrían que suceder, pero lamentablemente son más comunes de lo que pensamos.

Es eso, los animales nos llevan una enorme ventaja, no saben de ingratitud ni de engaños.

Gracias por visitarme,

Abrazos.

Tawaki dijo...

Y vamos a peor, porque cada vez se valora más el dinero rápido y fácil, por encima de las relaciones personales y los cuidados mínimos.

No obstante, parece que lo que les pasó a estos dos ancianos fue un error. Imperdonable, cierto, pero no habría que cargar las tintas en un director que sí parece estar dispuesto a ayudar, sino en quienes pudiendo poner los medios no lo hacen.

Muy triste.

zulú dijo...

vivimos en una sociedad en que si eres viejo, estorbas. Si eres lento, te apartan a empujones. Si eres bueno, te tratan como tonto.
Es realmente triste

Mil besos Ángela, cariñitos a Cottón
M.