sábado, 11 de septiembre de 2010

VOLVIENDO A LA REALIDAD


Apuro los días de agosto al calor de mis entrañables meriendas con los amigos de siempre en las aún, tranquilas y sosegadas tardes de finales de verano a la vez que, intento hacerme cómplice con este atardecer guardando sin reciclar las sensaciones vividas.

Respiro hondo para inhalar el refrescante olor a mar que me trae la suave brisa del NE. Mientras, paseo por estos campos ya agostados y retrotraigo las imágenes que guardo de mi llegada a primeros de julio y, la sensación que tengo ahora, es de calma y plenitud de los días vividos aquí, donde están ancladas mis raíces, mis vivencias, mis ilusiones, mis deseos y cómo no, mis decepciones y mis preocupaciones…. Y, mirando al horizonte, me doy cuenta de lo efímeros que son los momentos felices y, de repente, pienso que si me quejo, no sólo soy egoista, también injusta y ese, no es el objetivo que pretendo. Así que, no pediré a la vida, más de lo que ella pueda darme y, me negaré a que la armonía emocional que me brinda este paisaje, no sea nociva para mis sentimientos y mis emociones logrando mitigar así, mi incapacidad para afrontar mi nueva realidad sometida a horarios y obligaciones cotidianas cerrando un capítulo más de mi vida, con el deseo de sentirme libre e independiente desde la normalidad del día a día buscando actitudes positivas para conectar con el presente.

22 comentarios:

Liliana dijo...

es cierto que muchas veces no somos conscientes de todo lo bueno que tenemos y nos rodea ; como siempre le digo a mi hija, no hay que sufrir y suspirar por lo que no se tiene sino disfrutar de que realmente está a nuestro alcance y poseemos.
Besos y bienvenida a la dulce y otoñal rutina
Liliana

Xuaqu dijo...

Tiempo para reposar las intensas vivencias del verano, vuelta a la rutina y a los horarios que nos hacen poner cierto orden en nuestras vidas y que nos hacen disfrutar de distinta forma las vivencias. Aprovechemos el otoño, disfrutemos de sus tonalidades y preprémonos para el largo invierno del norte. Época para sacar a la luz todo lo que hemos vivido durante esta larga estación que llega a su fin.

Un abrazo y disfruta del fin de semana.

Mari Carmen dijo...

Ángela, es inevitable volver a la rutina, aunque nosotros podemos poner mucho de nuestra parte para que esa rutina sea agradable :) Vuelta a empezar, un verano que se nos va y un otoño que nos dice hola. Disfrutemos de todo lo que nos rodea. Sobre todo seamos felices :)

Y si a esa felicidad contribuye Fernando Alonso, como hoy, miel sobre hojuelas, que mañana, si nada extraño ocurre, le veremos en lo más alto del podio, como él ser merece.

Un abrazo :)

tia elsa dijo...

Se hace díficil querida amiga, pero bueno saber equilibrar las emociones y aceptar la realidad, gracias a dios nos quedan los recuerdos con sus sensaciones a flor de piel y la ilusión del próximo verano. Besos tía Elsa.

Sylvia Reguero dijo...

Seguro que el otoño también nos trae buenos momentos,que están por aflorar dentro de nosotros, no neguemos esa oportunidad y vivamos con calma y paz cada tiempo que nos llega.
Un beso enorme

Maria Luisa dijo...

Angela, es verdad la vuelta a la rutina, a la faena de todos los días.
Pero démos gracias por volver...
Gracias por vivir...
Gracias por encontrarnos.

A esperar el próximo verano...
Maus, pero muchos, muchos.

Cecy dijo...

Me gusta.
Claro que si, hay una carga positiva tan buena.
Querida Angela, la felicidad no es tan efímera, solo es que la vivimos tan intensa y nos llena de tanto gozo que parece que pasa rapidísimo.
Y sabes, es porque no estamos tan preparados para el dolor al cual lo creemos eterno.

Un abrazo enorme.

María dijo...

Apuramos los últimos días del verano, ya sólo nos queda el recuerdo para los duros días de invierno, ya estamos en la rutina, en la normalidad de la vida cotidiana, corto es el verano, y qué largo el invierno.

Un beso.

Fran dijo...

¡Hola querida amiga! ¡Ya estamos de vuelta! Coincido contigo en ese sentimiento de haber estado "donde están ancladas mis raíces, mis vivencias, mis ilusiones, mis deseos y cómo no, mis decepciones y mis preocupaciones…." ¡pero no vuelvo tan plena! porque lo último ha pesado más que lo primero. Así es que estoy encantada de empezar mi rutina.
¡Espero que tengas un curso estupendo! Seguiré tus pensamientos para compartir contigo todo lo que nos espera.
Un beso.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Ángela:

Veo que has disfrutado plenamente de tus vacaciones y regresaste a tu vida normal, ojalá la readaptación no sea tan traumática y te acomodes pronto a la realidad del diario vivir.

Gracias por visitarme.

Abrazos.

pro_magicalonso dijo...

Hay que volver a la rutina que a veces nos cuesta y más cuando lo andamos pasando bien o estamos a gusto en algún lugar.
Y como dice Mari Carmen si a esa felicidad contribuye F. Alonso que lo ha hecho hoy con el triplete que se ha marcado en Italia, que grande es.
Un abrazo y que tengas un feliz semana

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Ruego se me excuse. He estado guerreando. Un descansito, me recupero y, en breve, vuelvo a su calle.

Un abrazo.

Mari Carmen dijo...

Gracias, Ángela, por tus palabras y tu cariño :)

Y sí, qué alegría que haya ganado Fernando, ha sido grandioso. Sólo espero y deseo que las carreras que quedan él pueda estar en el podio también. La próxima carrera estaré en Melilla, me marcho tres días (sábado, domingo y lunes), aprovechando que el 26, lunes, tengo festivo en mi Escuela, pero voy a tratar de ver la carrera, el domingo donde sea :)

Un abrazo y ¡arriba Alonso!

Un abrazo, guapa

Tawaki dijo...

La felicidad es efímera, pero sonríe a quienes la persiguen sin descanso, sin rendirse jamás.

Un abrazo.

Fernando Manero dijo...

Esa actitud que expones es la única que permite sobreponerse a los esfuerzos que esperan tras el reposo y el disfrute de lo bueno que tiene la vida. La identificación con el paisaje, el olor de lo auténtico, el placer de sentir la libertad que te rodea... qué gran satisfacción volverlos a recuperar cuando se creen merecidos. Un abrazo

manu dijo...

Recordando ese agosto y aquel julio, estimo que septiembre podrá ser un poco ameno y así los meses siguientes. La mente ha podido refrescarse para arrancar nuevamente. Paso a paso, a tomarlo con tranquilidad y no con tanta verticalidad.

Un abrazo

El ser Bohemio dijo...

La verdad después de uno vivir las vacaciones y poder haber compartido juntos con amigos lo que es la liberdad. Se hace difícil volver a la rutina a los horarios. Pero bueno es inevitable. Todo pasa y todo se termina, en un abrir y cerrar de ojos. Estarás nuevamente disfrutando de las olas y los amigos.

La verdad es hermoso lo que has escrito. me encanta la forma en que plasmas los sentimientos.

Es la primera vez que entro en tu blog y la verdad me pareció muy interesante. Seguramente me tendrás segeguido por esto lugares (te sigo).
Te dejo la dirección de mi blog por si querés visitarlo.

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

Desde ya muchas felicitaciones!!!

Abuela Ciber dijo...

Hermoso sentires has compartido.

Mis deseos es que estas sensaciones vividas te acompañen en los meses venideros como flores preciadas.

cariños

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Juro por lo más sagrado que después de mi "relajo" había vuelto por aquí. Después de mi plasmada excusa me entretuve de nuevo en visitar todos los cuadernos...

Compruebo que dejé algo en el aire y lo lamento. Pido disculpas y te deseo, por supuesto, lo mejor.

Un beso, amiga.

julia dijo...

Angela amiga mia,tu postura ante la vida (según veo tu forma de ser a traves de tus palabras y sentimientos)es de ser positiva y seguir siempre adelante.Dicen que el peor error que podemos cometer los seres humanos es no dar el primer paso,y tu primer paso te ha llevado a una vida buena y alegre.Besos querida amiga y gracias por pasarte por mi blog.

apm dijo...

!Que alegría leerte Angela!, !que alegría!, tu entrada es además muy dulce y entrañable y con una reflexión muy profunda en sus entrañas ¿que se debe pedir a la vida?, ¿como afrontar ese día a día?, es cierto que -por lo general- vamos tan aprisa a todo, nos basamos tanto en la inmediatez, que no nos damos cuenta de que la vida va a otro ritmo, que no estamos a su son, con ella, y, desde luego, si nos paramos a mirar todo lo que nos rodea, inmediatamente nos damos cuenta de que hay tantas y tantas cosas maravillosas que están ahí, que siempre han estado ahí, con nosotros, y que no nos hemos dado cuenta...
Me han encantado tus letras recordando esos últimos días del verano, transmiten paz, armonía, serenidad, bienestar y una profunda reflexión. También me ha encantao -tengo que decirtelo- tu entrada de Sanabria.
Tu pensamiento positivo para el día a día, es el mio también, Angela.

Un besote enormísimo, ya sabes, cargadito de cariño

Javier dijo...

Tienes toda la razón, hemos de vivir con optimismo el presente y no estar siempre pensando en el pasado y en el futuro, el problema es que el presente no dura más un Ahhhhhhhiiiii!

Un abrazo