miércoles, 27 de mayo de 2009

ACUDÍ A TÍ, COMO UNA ADOLESCENTE...

Apenas hace unos días que te he dejado y, ya siento nostalgia de tí...No, no te extrañes si te digo que estoy enamorada de tí y, de lo que representas - ser, ese gran país que. admiro y adoro cada vez más.... -
Nunca, había tenido la oportunidad de visitarte en mayo y, ya ves, este año, sin apenas platearlo surgió la ocasión y, no lo dudé, acudí a tí como una adolescente y, la impresión ha sido magnífica, impresionante, distinta y, en el fondo, has hecho que mi añoranza se precipitara antes... Tal vez: te preguntarás el porque, y te respondo.Tus paisajes, estaban lozanos, henchidos de verde esmeralda, de flores propias de la época como las amapolas que se mecían entre el verde claro de los campos dándoles, una armonía perfecta para mi gusto... Las acacias, rendían tributo a la primavera con sus florecillas blancas y diminutas y, no por ello, menos espectaculares, ni tan sólo por ser sencillas... Y, en cambio, los rosales se manifestaban al viajero con toda su armonía de color y forma y, que, sólo en mayo, se pueden apreciar. Y, ¡qué puedo decirte de tus cielos!, de ese cielo azul intenso, quebrado por grandes nubes de color blanco inmaculado y, que, al atardecer se tornaban gris oscuro. El calor, era sofocante a pesar de haber tan sólo 30º ó 33º . Sabía que cada estación tiene sus connotaciones y, en la que estamos, el rápido calentamiento de la tierra y el embolsamiento de vapor de agua con masas de aire frío en altura ,hacen que las tormentas hagan acto de presencia al atardecer para luego, salir de nuevo el tibio sol dándole al paisaje un brillo especial.



Querida Francia; has dejado en mi retina, imágenes de tus paisajes que jamás podré olvidar y, me viene a la memoria tus inmensos viñedos aún, de verde claro al lado de S. Emilion. Tus característicos trigales que si en anteriores visitas ya aparecían cortados, en esta, los he podido contemplar prósperos de color verde oscuro y que, al amancer se me antojaban como mares plateados debido al fuerte rocío de la noche...
Y, ¡ qué voy a decirte de tus pequeños pueblecitos medievales! encaramados en la montaña, adornándola e imprimiéndole carácter aún más porque, si algo tienes querida Francia es, personalidad, encanto y orgullo de sentirte grande y de preservar tu historia como sólo tú, sabes hacerlo que no es poco. Si amas la naturaleza y lo auténtico como yo, no lo dudes, seguro que Francia no te va defraudar. ¡Inténtalo! pero, si te mareas, no es tu sitio.
Seguiré contádote más cosas pero, antes pasaré para leer lo que me he perdido del tuyo.


18 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Angela,qué bueno que hayas disfrutado de la NATURALEZA ahora, porque es cuando el sentimiento flota en todos sus colores con intensidad..!

Gracias por las fotos.

Me alegro de que hayas aprovechado el tiempo y vuelvas,me alegro que sigas pendiente de todos.

UN ABRAZO MUY FUERTE.´
M.Jesús.

Tanakil dijo...

¿A qué parte de Francia has ido? Las fotos son preciosas. ¿Por qué dices que marea? ¿Muchas curvas?
Saludos,
Tanakil.

Abuela Ciber dijo...

Angela!!!! que hermoso lo que has escrito y las imagenes!!!!

Claro que amo ese país que no he visto y ya a mi edad solo vere en fotos.

Mi madre lo visito todo, cuando fue tuvo un pase de jubilada y se lo recorrió todo.

Amo poder ir a Paris y vagar por sus calles.

Tal vez mi parte de sangre francesa me haga quererla tanto...tal vez...en otros tiempos ire.

Recibe un abrazote enorme y estaré atena a tus palabras.
Martha

Cecy dijo...

Angela, es para enamorarse, estas imagenes preciosas y tu dulce manera de contarlo. Que belleza parece un cuento de hadas, tienes el don de llevarnos de tu mano a cada lugar que visitas.

Me encanto.
Un Inmenso abracito.

OnlyMary dijo...

Angela, qué envidia más insana tengo....jajaj..
Qué delicia poder viajar además en primavera, fuera de temporada vacacional, verdad?

Bienvenida de nuevo, y espero que nos puedas contar más etapas de tu viaje.Me alegra que hayas disfrutado tanto!

Un fuerte abrazo,

María dijo...

Ángela, que bonito viaje!! Desde luego para escribir lo que escribes y como tú lo haces!!
¿Cómo se llama el primer pueblo que aparece en la primera fotografía? Tiene muy buena pinta.
¡¡Qué bonito!!
Espero que hayas disfrutado mucho y vengas con energías renovadas.
Un abrazo fuerte!!

mayu dijo...

Me encanta como describes todas tus vivencias, parece que estoy yo disfrutando de ese viaje tan bonito.
Los paisajes que nos muestras son una maravilla.
Un beso, Mayu

RAFAEL LIZARAZO. dijo...

Hola, Angela...

Claramente se nota que estás disfrutando plenamente de tu viaje, tus palabras y las bellas imágenes lo dicen todo. Definitivamente eres una gran amante de la naturaleza.

Mil gracias por tus palabras y por acordarte de mi madre.

Un abrazo.

Montserrat dijo...

Angela, como he disfrutado de tus paisajes, de los colores, una forma de viajar con la imaginación.
Tú poesía es preciosa, leyéndote, haces que me fije más en lo que escribo. Gracias por describirnos tus vivencias.
Un abrazo, Montse.

tia elsa dijo...

Que poetica es tu forma de describir las bellezas de Francia, sabès este es el país que mi hijo Dami quiere conocer, lo ama, lo conocé a través de películas y siente fascinación Las fotos bellísimas!!!! Besos tìa Elsa.

Fernando Manero dijo...

Desde luego tu forma de transmitir las sensaciones viajeras resulta fascinante. Envuelves al lector en una atmósfera cálida, seductora que invita al descubrimiento de esos lugares que nos reconcilian con el paisaje y con las gentes que lo habitan. Viajar con libertad, hacerlo sin rumbo preestablecido, sólo por el placer de abrirse a nuevos horizontes. Tener la sensación de que el mundo nos pertenece y le pertenecemos. Hacer volar la imaginación para entender que lo que vemos nos enriquecerá para siempre. Un abrazo

Mari Carmen dijo...

¡Madre mía, qué campo de amapolas! Parece que estoy viendo a Monet con su caballete, sus lienzos, sus pinturas, listo para pintarlo.

Ay, amiga, qué envidia que me das. Yo iré a Francia, si todo sale bien, en agosto, como ya sabes. Y podré mostraros toda la belleza que se respira por la Provenza. Gloria bendita.

Un abrazo y buen fin de semana :)

Cecilia Alameda Sol dijo...

!Francia¡ También tú nos llevas a tierras tan bellas. Están muy cerca y, sin embargo, nuestra vista las soslaya para mirar más lejos cuando nos proponemos un viaje.

Además tú has ido en plena primavera, cuando el verde prevalece sobre el amarillo del verano y el calor no es tan agotador como cuando nos dan las vacaciones.

MAJECARMU dijo...

Regreso de nuevo a ver tu primavera francesa..y oxigenarme..!

La naturaleza es perenne y fresca,nos aporta todo lo necesario para vivir conscientemente y disfrutar de la vida..Valores como la paciencia,la humildad,la constancia,la belleza están en plenitud en cada una de sus estaciones..!

Que sigas disfrutando y llenándote de Naturaleza.
Un abrazo.
M.Jesús

Tawaki dijo...

Dios, que campo de amapolas. ¡Quién lo pillara! Francia es una maravilla, un país desconocido de puro cerca que está y que nunca te defrauda.

Envidio lo cuidado de sus pueblos y su tranquilidad, y creo que van un paso (o dos) por delante nuestra.

Que cuentes mucho más.

Un beso.

Fran dijo...

Ese campo de amapolas es muy parecido al que pintó el artista francés Monet:
http://farm4.static.flickr.com/3201/3124881557_3dc2248ff2.jpg

¡Qué viaje más agradable!

Susana de Argentina dijo...

Angela amiga querida, que lindo que puedas disfrutar de tan encantador lugar! se me dará algún día?! en el mientras tanto te tengo a vos para que me lo cuentes ...GRACIAS!! Muuuuack!

Dédalus dijo...

Me dijeron dónde estaba tu casa y me he acercado con curiosidad. Te he leído un poco, de abajo a arriba, lo suficiente como para sentir tu alma viajera y apreciar esa sensibilidad que muestras por ciertas causas y personas. También me ha alegrado mucho ver que hay un pequeño rincón mío en tu página. Mil gracias, Ángela, de veras.

Y un fuerte abrazo.