domingo, 11 de mayo de 2008

¡SUERTE AFRICA, ESTAMOS CONTIGO!

Ayer, mientras miraba una colección de fotografías que Manos Unidas expone con el
título de Miradas de Africa. Me imaginaba a todos esos hombres y mujeres de buen corazón que, con su abnegación, dan lo mejor que tiene, para ayudar a quienes por tener, no tienen nada, y desde aquí, y en nombre también de todos los que se sienten solidarios por vuestra entrega absoluta en uno de los continentes más pobre del mundo, os damos las gracias y os expresamos lo mucho que os admiramos.
- No puedo comprender, ¿por qué, un continente tan rico de subsuelo es explotado sin el menor de los escrúpulos por países que se creen civilizados…?
- No entiendo, ¿cómo no se puede dar tregua a esas luchas intestinas entre las diferentes tribus? . ¿ Por qué este mundo evolucionado no se implica con sinceridad en su auxilio? . Lo sé pero prefiero omitirlo.
- No puedo comprender a quienes pudiendo frenar las desoladoras hambrunas cebarse sobre los niños y los más débiles se dedican a mirar para otro lado cruzándose de brazos ignorando esas situaciones tan extremas.
- ¿ Por qué el infortunio ha querido vengarse sobre un continente tan inmenso como subestimado y a la vez el más desconocido?.
- ¿ Por qué se ha permitido, después del proceso de descolonización , a mediados del XX, delimitar las fronteras de los diferentes países con demarcaciones injustas y cuando no ilegales?.
- ¿Por qué se permite a las grandes multinacionales agrícolas esquilmar la riqueza a cambio de miserias?. ¿ Por qué a cambio, no se les exige acabar con las hambrunas tan frecuentes, y frenar la expansión de las pandemias?, ¿ por qué siempre es el más débil el que lleva la peor parte?... Probablemente, no me confunda con mi apreciación, pero sigo prefiriendo omitir la respuesta porque yo, ni puedo, ni me corresponde responder…
- ¿ Por qué los países que presumen de ser los más poderosos y democráticos no se implican en que haya gobiernos serios y honestos allí donde reina la desolación?. A veces creo, que ni siquiera les interesa aunque, algunas veces hagan gestos de solidaridad .
- ¿ Por qué este continente, al igual que muchos países del tercer mundo, se tienen que tragar las sobras del mundo que llaman civilizado, y qué a mí no me lo parece?. ¿ Por qué ese eufemismo barato de los países desarrollados se empeña en dar dádivas?. ¿Acaso no son conscientes estos países de que dar limosnas no es ayudar a salir de la miseria endémica que les asola?. ¿ Por qué esa ignorancia consentida?. ¿ Es qué ellos, no saben , que justificar de esa manera las ayudas se les vuelve en contra? .
- ¿Qué importa que se construyan hospitales y escuelas si les falta lo más importante, los recursos ,y personal cualificado para seguir con los proyectos?.
- Desde aquí, hago votos para que los rostros de esos niños, de esos ancianos , hombres y mujeres que viven en Africa, puedan un día sonreír al mundo civilizado, y que esa mirada, que hoy es profunda y llena de esperanza, brille en un tiempo no muy lejano. ¡Suerte Africa!. Estamos contigo.

15 comentarios:

Marcelo dijo...

Como no tengo ninguna respuesta a tus preguntas, sólo puedo hacer votos contigo.
Un saludo Angela!

ara dijo...

Pq poderoso cabellero es don dinero.
En esta vida, parece que todo gira entorno algun interes, dinero, pretoleo, superioridad y un largo etc.
Asi nos cunde.
1bs.

Mari Carmen dijo...

Amiga mía, África no le interesa a nadie, ni siquiera a los africanos, no te cuento ya a sus dirigentes que la mayoría son corruptos (apoyados por Estados Unidos y Europa) y que sólo miran por llenar sus arcas y al pueblo que le den morcilla. Por eso sus gentes están deseando de marcharse de allí ante tanta miseria. África es la eterna olvidada, y va a seguir así durante mucho tiempo.

Un abrazo

Cecilia Alameda dijo...

Europa ha abandonado a los países de Africa después de explotarlos durante décadas. Yo no creo que no pueda erradicar el hambre la miseria de esos países, lo que creo es que no hay voluntad de hacerlo. Sólo cuando un país tiene ya de por sí riquezas, por ejemplo Guinea con el petróleo, se le atiende desde Europa. Si a eso le añadimos la corrupción a la que alude Mari CArmen, el cóctel es explosivo.

OnlyMary dijo...

La gran olvidada, y la eterna enamorada de los que han tenido la suerte de conocerla.
Desgraciadamente, Angela, todo lo que dices en esta entrada es cierto, y tanto que no sabemos...

Solo quedan nuestros mejores deseos, como bien dices.

Un abrazo

María dijo...

Ángela, no se que ha pasado, que tenía escrito el comentario y al ir a publicarlo se me ha borrado, pero no me importa, vuelvo a rehacerlo otra vez, no me doy por vencida.

Me parece un gran gesto y de gran solidaridad el que has realizado aquí en tu blog con este post dedicado por tí y con tus palabras apoyando a Africa, y yo por ello te doy las gracias, al igual que también te las doy por haber recogido mi regalo y tenerlo aquí en tu blog. Muchas gracias Ángela.

Africa verdaderamente es un país casi olvidado por todos nosotros, y que, si por cada persona, aportáramos un pequeño grano de arena, con nuestra generosidad, y solidaridad, haríamos, quizá una montaña, para ayudar a cada persona de aquel país, aunque sea para que les llegue comida, medicinas, etc, aunque con ello no podamos hacer un mundo mejor, sí estaríamos ofreciendo algo de ayuda.

Hay tantas preguntas por hacer, tantas por cuestionar, tantas por resolver, tantas por realizar, que, creo que nunca acabaríamos de terminar de preguntar.

Ángela, te siento muy cerca, desde tu blog con tus escritos, desde mi blog con tus comentarios, muchísimas gracias por ello. Te mando un abrazo muy fuerte.

Sylvia Reguero dijo...

Duro y difil el tema, acuciante, por lo tanto hay que seguir hablando por si nos ablandamos,bien por darle caña tan magnificamente; que impotencia! pero no lo podemos olvidar.

Abuela Ciber dijo...

Los tiempos van cambiando, las cosas se aceleran cada día más.
Creo que de alguna forma se irá haciendo justicia.
Recibe mi cariño

Tawaki dijo...

Es cierto que los países civilizados tenemos la mayor parte de la culpa, pero creo que los mismos africanos son dueños de su destino. Están envueltos en una espiral de corrupción que no les deja salir del pozo.

Son ellos los que malvenden sus recursos, a cambio de armas, dinero y poder.

Son ellos los primeros que tienen que cambiar sus propios países, y no me refiero a los pobres que se mueren de hambre y bastante tienen con sobrevivir, sino a sus dirigentes corruptos.

Todo ello sin querer, como digo, esinir de culpa a los que tenemos la suerte de vivir en un país civilizado.

Un abrazo.

celebrador dijo...

Un amigo decía que lo que es, es

La realidad, es real

La imaginación sobre como "deberían" de ser las cosas, en cambio, no lo es

Yo también quiero que mejoren pero sospecho que el mecanismo de mejora es otro. Que cuantas más personas mejor sientan en cuantos más momentos mejor su propia felicidad interior.
Cando la estás sintiendo no "jodes" a tu vecino, y eso incluye e nuestros vecinos africanos

tia elsa dijo...

Porque a los poderosos no les interesa el dolor, el hambre, la infancia perdida, son solo números, estadísticas y les convendrá que siga así por razones que superan nuestra lógica y comprensión. No sé si es la respuesta correcta yo lo siento así. Me uno a vuestros votos

Susana de Argentina dijo...

Angela...no se si respondo a tus preguntas, no se si soy una ilusa, solo sé que a éste mundo se le va como el agua entre los dedos, el amor, amor al prójimo, amor al hermano, de cualquier raza o religión, amor y tolerancia...nos olvidamos de ceder...ceder no es siempre perder terreno...ceder es equilibrar...nos olvidamos de respetar...y para hacerlo muchas veces debemos callar...es mi humilde pensar...me sumo a tus votos, como siempre hermoso lo que escribes...besitos!!!

Baya de Oro dijo...

Que decir...Suerte África, estamos contigo...

María dijo...

Hola guapísima:

Aunque no tengas nada nuevo escrito te dejo mis saludos con un beso y una rosa, y ahora voy al otro blog a ver si tienes algo nuevo.

otoño dijo...

Angela como estás, este tema es muy delicado de tocar a veces nos hacemos de la vista gorda porque la pena es tan grande que no queremos sentirla, la única explicación que le doy a eso es que para sentirnos poderosos siempre tiene que haber un débil y esta vez tristemente le tocó a Africa. Por supuesto que totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo.Olga.