lunes, 23 de junio de 2008

¿ACASO NECESITAMOS PERSUADIRNOS?


Con la vuelta del verano, el buril lacerante de la publicidad intenta persuadir nuestros ánimos para que nos dejemos seducir por el señuelo inquisidor de las pócimas milagrosas. Llega la época estival, y por imperativo casi legal tenemos que estar todos estupendos para lucir la moda impuesta y creo, que los milagros sólo existen si nuestro cuerpo tiene un metabolismo equilibrado o si desde siempre, nos hemos educado en una higiene alimenticia controlada, y no exagerada.
Sin lugar a dudas, la publicidad intenta actuar amparándose en la astucia porque, los publicitarios seleccionan los valores y actitudes que quieren fomentarnos. No entiendo y menos comprendo aún esa moda superflua y absurda que poco a poco se va extendiendo por el mundo juvenil de premiar a fin de curso con una operación de estética. No, no soy yo la más apropiada para dar consejos a nadie de esa índole pero, lo que sí censuro es la relatividad tan grande que existe en aras de baluartes estériles y frívolos olvidándonos de cimentar a esas edades ,valores sólidos para progresar en la vida sin complejos y, porque a esas edades, no creo que a nadie le haga falta pasar por incómodas situaciones postoperatorias impuestas desde el consumo desmesurado y ridículo.
Sé, que la publicidad se apoya en numerosas disciplinas como la psicología, la sociología, la comunicación e incluso en la economía entre otras para incrementar los fines que persigue y, comprendo que uno de los fines principales de la publicidad es crear demanda o modificar las tendencias que ya existen y para ello, se vale de estrategias. Por éso en cada estación la publicidad nos marca lo que debemos consumir con una determinada frecuencia para que el mensaje nos llegue a base de repetir y, por si fuera poco, en el comercio sólo existe lo que está de moda y lo que es peor, lo que ésta nos impone. Por éso me niego a que me manejen rótulos que no son los que quiero porque, mis etiquetas y mis gustos ya están forjados y mis neuronas se rebelan contra este impulso impuesto y uniformado del mundo de la moda.
También sé que, este entramado necesita del tirón de rostros conocidos para vendernos cremas milagrosas que borren las arrugas que hemos ido sosegadamente adquiriendo con el paso del tiempo pero, esas caras casi petrificadas por el bisturí y escondidas detrás de potentes filtros nos ocultan la realidad, por éso no quiero hincar mi rodilla a su persuasión porque sé de sobra que la edad tiene virtudes y defectos y, a éso sí que le soy fiel.

21 comentarios:

Inés Bohórquez dijo...

Sabes que estoy en acuerdo contigo, junto con el verano vienen las dietas, los trajes de baño, las faldas la moda...
una locura total.

La publicidad a veces nos atrapa en sus redes de venta!

un abrazo

Laura dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero al mismo tiempo, sé que no puedo evitar las influencias de la publicidad y las ganas de estar "estupenda" cuando llega el verano. Soy débil, ¿qué puedo hacer? Desde luego, operaciones estéticas, no, gracias.
Saludos

Fernando Manero dijo...

Hay que tener mucha fortaleza para resistirse a la enorme presión que existe sobre las personas para ajustarse a los cánones establecidos por los que crean estilo e imagen al servicio de sus pingües negocios. Creo que una cosa es cuidarse, evitar lo que hay que evitar, procurar no jugar con la salud y, en la medida de lo posible mantener la agilidad que nos permite disfrutar de la vida y de la movilidad. Pero de ahi a obsesionarse en función de unos patrones que nos son ajenos y que muchas veces atentan contra la calidad de vida de las personas hay un gran trecho. Calidad de vida, sí; comulgar con ruedas de molino, ni hablar. Un abrazo

LUISA dijo...

¡Hola! soy nueva aquí.Con permiso voy a echar un vistazo.
Salu2 desde el Sur de España
Luisa.

celebrador dijo...

Hay que evitar que la "gran bicicleta" se pare, porque físicamente si una bicicleta (sea grande o pequeña sea para... se cae)

Y la única manera de mantenerla en nuestra sociedad es consumiendo; toda la economía comienza y acaba en el consumo

Nobel prize blogger dijo...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs (Argentina, España, Chile, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador) entra a nuestra web y elige tu país.
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.

Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

okaza carlita dijo...

Qué te puedo decir, a mi la publicidad no me convence de nada de nada... además, yo ya soy mami y entonces el verano no es playa y bikini, sino helados y pantalones cortos!

besos desde México

tia elsa dijo...

Muy buen post, Ángela y muy cierto todo lo que dices, confunden a los jóvenes y también provocan angustia en quienes no lo son tanto porque se crea la ficción que todas las modelos, actrices son diosas y la mujer común una piltrafa, besos Tia Elsa

Monica Alvarez dijo...

Hamlet le dice a Ofelia:
"Sé que os pintáis,lo sé perfectamente;que Dios os da una cara y que os fraguáis otra;"
Esto ya preocupaba a Shakespeare allá por el 1500.Hoy esto se ha exacerbado de tal manera que hay verdaderos monstruos de la cirugía estética.Si esto comienza en la adolescencia que quedará para los 60 años.
Estoy de acuerdo con tu planteamiento.
Un abrazo

Javier dijo...

y sa sabes, llega el verano y todos hemos de estar delgaditos, con una piel sedosa y refulgente, y si además puedemos sonreír, mejor que mejor.

Un abrazo.

Cecilia Alameda dijo...

El otro día leí un artículo sobre la crisis económica en el que se decía que uno de los sectores afectados es el de la cirugía estética. Como no hay dinero, la gente no se opera. ¿Te puedes creer que me alegré? Sobre todo, porque pensé en esas niñas a las que sus padres no les pagarían un quirófano. Que, por otra parte, vale para poco, porque te haces una liposucción, estás tres meses recuperándote y en cuanto vuelves a comer como antes, te pones en la misma figura.
Un saludo

Nobel prize blogger dijo...

Querida angela

Gracias por tu consideración, ya es un logro habernos conocido

saludos nobeles desde mi trastero NPB

Juan carlos

Fran dijo...

“La publicidad intenta actuar amparándose en la astucia porque, los publicitarios seleccionan los valores y actitudes que quieren fomentarnos.”
Qué verdad es y cuanto influyen en la sociedad que es como un rebañito de ovejas. Como prenden esos valores. Y como engañan porque como dices no se pueden hacer milagros y se crea mucha frustración. Una de las mayores mentiras entre tantas es que haya cremas que quiten las arrugas. No sé como se permite que la publicidad engañe, que nos invada a su antojo. Una cosa es mercado libre y otra que no hayan unas leyes que nos defiendan como consumidores y objetivo de la publicidad desenfrenada.

María dijo...

Sin duda no interesa y no vende decir: "las arrugas de la comisura de los labios, son debidas a los muchos momentos de risas que he mantenido con mis amigos y amigas". Llegar a esto, en esta sociedad, sería un triunfo...Pero qué esperamos!! Es un mundo en el que los valores van decreciendo, donde la cultura al cuerpo supera límites insospechados, porque las necesidades afectivas, "las arrugas de la vida" se tapan para no dejar salir un "yo" único que podría hacer mucho por el mundo. Quizá suene utópico,...¿pero pensar en qué se podría hacer sin tanta "distracciones" y necesidades creadas consumistas? ¿Nos hacen olvidarnos del que tenemos al lado? ¿Nos hacen creer que afecto igual a estar con un tipazo? (tipazo, según la sociedad cree que es un tipazo, claro)En fin...que me enrrollo.
Me encanta lo que dices Ángela!! Es como agua que refresca. Un saludo enorme.

Mari Carmen dijo...

Yo es que paso ampliamente de la publicidad, desde hace mucho tiempo. No tengo que ponerme a dieta, afortunadamente, y gasto lo justo para sentirme cómoda y bonita, sin derrochar.

Me fastidia tanto la manipulación a la que nos someten que procuro pasar todo lo que puedo de ellos.

Un abrazo

Mariluz Barrera González dijo...

Lo increíble es que esta persuasión llegue hasta las edades mas pequeñas... tengo niñas de 7 y 5 años en mi consultorio que han dejado de comer por que no quieren ser gordas... ????? HASTA DONDE LLEGAREMOS???? hasta donde lo permitamos....

Un fuerte abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Es cierto querida amiga, la mujer es objeto de consumo en todos niveles, el problema es que algunas no se dan cuenta.
Soy femenina y me encanta el arreglo sencillo y que se luce con cada edad y fisico.Pero esta masificación es horrible.
Creo que el logro es adaptar la moda a nuestros gustos, no a la inversa.
Y sobre todo ser auténtica!!!!!
Cariños

tia elsa dijo...

Que quisiste decir en tu comentario en mi post de "post de despedida", no te pensarás ir no amiga bloguera, no nos hagas eso, si los tiempos mucho no te dan manejalos, reduci participaciones, pero no te vaya del todo si????!!, un pedido de Tia Elsa

josé javier dijo...

No hay nada más bello que una mujer guapa plena de madurez.
Abajo los maquillajes!

María dijo...

Mi preciosa amiga Ángela:

Esta vez vengo a darte un abrazo, y a decirte que, por favor, cuando puedas, te pases por mi blog, para recibir otro cálido abrazo.

Besos y abrazos.

Inés Bohórquez dijo...

Vine a saludar...
un abrazo