jueves, 5 de junio de 2008

¿POR QUE SIEMPRE TIENEN QUE SER LOS MISMOS?


Hoy, mientras hacía un alto a lo largo de la mañana, me tomaba un café y, leía los titulares de los periódicos digitales, de repente, mi ordenador cerebral se apagaba y encendía en señal de alarma. ¿Por qué de nuevo, tienen que ser los débiles e indefensos los que deben esperar las dádivas del mundo civilizado?. ¿Por qué alguien, aún teniendo para comer, tiene prioridad sobre ellos.? ¡ Qué lástima me dan esas gentes que se vanaglorian de defender causas justa.! ¿ Qué causas me pregunto? .¿Quizás las suyas?... porque al juzgar por la noticia, ellos han cobrado y como siempre, los desvalidos, los desamparados van a tener que seguir esperando aún siendo para ellos el 0.7.
Mando misiones a mi cerebro para que mi corta ingenuidad acabe con la esperanza de que fue un mal entendido pero, ¡me cuesta tanto asimilar tal despropósito! que no quiero ser ingenua. ¿Por qué no?. Porque, mientras se manifestaban en pro de eslóganes pacifistas, en Iberoamérica hay gente que para malvivir arriesgan sus cuerpos y sus vidas mientras ellos gozan de ventajas que los súbditos tenía que tener, y lo que es peor, avalan candidaturas cuando menos no muy claras en justicia social.
Y ahora, salta otra noticia que no les hace justicia porque, ellos sin aparentes escrúpulos se atrincheran en el becerro de oro muy lejos de importarles de donde sale lo que les corresponde. Tal vez, ellos ignoren de donde les venía su remuneración pero, quién no lo ignoraba, era quién guardaba el esfuerzo de muchas personas que con su buen proceder y mejor fe, lo iban depositando para una mejor causa, al auxilio del tercer mundo.
Pero, ante tal noticia, y a sabiendas de que a alguno no os parezca muy correcto, quiero decir que, me enerva el despropósito que se comete injustamente con los desprotegidos, me desconsuela saber que, se vulnera despiadadamente sin el menor de los escrúpulos el sacrificio de las gentes de buen corazón y, me entristece que los pobres del tercer mundo paguen injustamente la desidia de quienes aplican la participación para el 0,7 a merced de otros intereses. Todo esto, además de dolerme, me desespera al saber que no estoy, ni en el mejor de los mundos , ni en el más justo.

18 comentarios:

isol dijo...

AY AMIGA COMO HAY ABUSOS ,HE INJUSTICIAS QUE NOS SACAN DE QUICIO,PERO QUE BUENO AL MENOS TENER ESTE MEDIO PARA DECIR ESTO NO ME GUSTA.QUE TENGAS UN BELLO DÍA

Cecilia Alameda dijo...

A costa de los pobres se hacen muchos negocios. Se enriquecen algunos, incluso. ¡Da vergüenza y da ira!

Laura dijo...

¡Hola! Aquí estoy devolviéndote la visita encantada.
Estoy de acuerdo contigo, a mí también me indigna pero al mismo tiempo siento que no hago nada por solucionarlo, o más ben por mejorarlo y acabo sintiéndome mal.
En fin, es muy injusto lo mires por donde lo mires
¡Un saludo!

okaza carlita dijo...

El mundo no es que funcione mal... es que este funcionamiento es perfecto para esa gente, esa que no tiene que correr día a día por su sustento.
A mi me toca eso, correr. Y no me quejo, porque dentro de esta injusticia, yo como humilde trabajadora me enorgullezco de que para comer, no robo a nadie.
Ellos, si.

Besos

pd hermosa tu miniatura!

Marcelo dijo...

Es lamentable, pero por aquí he visto muchos casos donde la corrupción se cobija en la solidaridad de los otros...

Cani dijo...

Comparto contigo la indignacion y la desolacion y siento sobre todo la impotencia de no aportar demasiado a solucionar tanta injusticia.
Por otro lado, gracias por devolverme la visita, ahora he visto por tu perfil que estamos cerca, me gusta tu casa y volvere a menudo, tambien cuento contigo.
Un abrazo.

María dijo...

Preciosa Ángela:

Gracias por tus palabras, y quiero que me perdones porque ahora no pueda comentarte ni leerte, pero te prometo que, en cuanto me oxigene un poco y reponga fuerzas de ánimo que ahora me faltan, volveré a tus preciosos blogs.

Un abrazo enorme.

Fernando Manero dijo...

Es cierto lo que dices, bien cierto. La ayuda al desarrollo no funciona como debiera, son conocidas las malas prácticas y los usos fraudulentos. Hay quien dice que es muy dificil evitarlo, porque los mecanismos de distribución tienden a complicarse en un sinfin de pasos intermedios y porque en los ámbitos donde se aplican las pautas de gestión son bastante deficientes. Hay una gran tolerancia con este tipo de actuación, porque muchas veces basta con presumir de que se conceden importantes ayudas para salvar la mala conciencia y decir que se ayuda a los más desfavorecidos. Pero ni se establecen los instrumentos de control que permitieran evitarlo ni se toman decisiones de política económica internacional que sí favorecerían el desarrollo pero que se evitan porque ponen en peligro privilegios en los paises donantes que se desea preservar. Una hipocresía mayúscula. Un abrazo

Maribel dijo...

Es una pena que a consta del sufrimiento de unos otros se enriquezcan .
A veces digo: puñetero mundo con lo poco que cuesta ser bueno.
Un bico.

josé javier dijo...

¡Qué razón tienes! Vivimos en una sociedad cruél. Que cada uno se salve como pueda.
Gracias por darnos este toque de atención

María dijo...

Hola preciosa:

Sentía necesidad de pasarme por tu blog para enviarte un abrazo y a la vez decirte que me encuentro con algo más de fuerza para seguir visitando blogs, aunque todavía prefiero no escribir nada en mi blog hasta que no pasen unos días.

En cuanto a lo que has escrito, hay tantas injusticias en la vida que si lo pensáramos bien no seríamos nunca felices porque hay muchas injusticias y desgracias, y siempre salen perjudicados los más débiles, en cambio, los más poderosos siempre tienen la sarten por el mango, pero así es la vida de injusta.

Te deseo un feliz día y te mando un abrazo muy muy muy fuerte.

Inés Bohórquez dijo...

Tienes toda la razón. Hemos convertido el mundo en un lugar opuesto a la naturaleza humana.

mis bendiciones

Javier dijo...

Lamentable que los propios dirigentes desvíen esas ayudas para comprar más armas o en beneficio personal mientras sus gentes se mueren de hambre, menos mal que ya sabemos que a todo cerdo le llega su san ma´rtín.

Un abrazo

angela dijo...

Gracias a todos, por saber que no estoy sola ante las injustias que se cometen y que siempre los más débiles se llevan la peor parte. Con vosotros sumamos y,juntos les hacemos justicia.Un saludo a todos.

Abuela Ciber dijo...

Al tercer mundo no se le ayuda, se le sigue expoliando, por eso sigue siendo un tercer mundo.
Es maravillosa la fuerza para seguir viviendo que tenemos los tercer mundistas, sobre todo los que estamos en América.
Hay un dicho popular " el vivo vive del pobre y el pobre de su trabajo"
Recibe mis cariños.

Sylvia Reguero dijo...

Gracias por espolearme y no dejar que me adormezca ...

María dijo...

Hola Angela, he llegado a tu blog de manera inesperada...leerte me ha recordado a mi lucha interna, cuando estudiaba la carrera de Educación Social...¿y qué "lástima" que me haya "recordado"??!! Ya que tiene que ser algo que siga vivo dentro de mí, de nosotros, para realmente hacer algo y apostar por EL CAMBIO real. Dentro de que el mundo es injusto...hacer desde nuestro hacer "lo más justo" posible. Trabajo con mujeres y no sabes como entiendo eso de la pobreza. Ahora me dedico a no justificar la feminización de la pobreza y que salgan adelante con sus hijos e hijas mediante los medios de los que disponemos ¿pocos? quizá...es otra lucha también que hay que hacer...exigir las necesidades que se deben cubrir para llevar una vida digna. Un saludo enorme, y te visitaré...me gusta como escribes y sobre todo lo que escribes.

Tawaki dijo...

No sé si habrá justicia alguna vez en el mundo, pero esto convencido de que llevará mucho tiempo y que nosotros no lo veremos. Lo únio que podemos hacer es mejorar nuestro entorno, hacer cosas por los demás, aportar nuestro granito de arena, como suele decirse.

Un beso.