martes, 3 de junio de 2008

MI PEQUEÑA GRAN OBRA


Desde siempre, me ha fascinado el mundo de las miniaturas porque, aunque no lo creáis, es un mundo muy especial, donde la fantasía y la creatividad están estrechamente unidas, donde la ilusión y las emociones saltan cada vez que conseguimos un objetivo, porque aquella idea que tanto tiempo hemos meditado la podemos hacer realidad. Ya, ya sé que estas reflexiones una niña no las hace y, lo que yo quería por entonces era, que una casita imaginaria, como tantas veces soñada, hubiese podido hacerse realidad para poder jugar pero, no fue posible.
Cuando llegó la adolescencia, la idea se quedó dormida en no sé que lugar de mi cabeza. Aquella etapa de mi vida estaba demasiado desorganizada para acunar reflexiones infantiles y, aquella ilusión siguió durmiendo hasta que por fin decidió despertar y, lo hizo cuando mis ojos como platos se quedaron extasiados en una feria de miniaturas un invierno de no recuerdo que año.
Mi objetivo, y mi empeño eran difíciles de llevar a cabo pero, mi ilusión era mayor y estaba puesta al servicio de un estímulo muy apreciado, y de un desafío que sólo dependía de mí, y de la complicidad inestimable de mi marido. El, me dió la seguridad y la confianza para empezar aquel reto que desde niña me había parecido inalcanzable.
Tenía muy claro la idea de mi casa soñada, no me apetecía tener una casita de muñecas estándar, la quería distinta, la misma que me hubiese gustado tener en la realidad pero, esta vez, el destino se ha invertido, y mi sueño se hizo realidad en miniatura.
Un día, mientras ojeaba una revista inglesa de decoración encontré la casa que quería, y desde ese momento supe que aquel sueño tantas veces repetido se iba hacer realidad porque, el diseño ya lo tenía. Desde entonces, hasta hace apenas unos días, transcurrieron casi cinco años, cinco años de trabajo, primero los planos con escala 1/12, después preparar las maderas y lijarlas, poner el tejado, los suelos, empapelarla, las puertas, pintarla, todo, absolutamente todo, lo hicimos nosotros. A veces, cuando las cosas no nos salían como queríamos aparecía de repente la ruptura del esfuerzo pero, vencieron mis años de ilusión, nuestras horas de trabajo y esfuerzo, y la complicidad mutua. Por éso me apetece tanto enseñaros mi pequeña gran obra. Mereció la pena.

19 comentarios:

tia elsa dijo...

Que trabajo, cinco años, te felicito quedó hermosa, y es así siempre hay tiempo para cumplir sueños, es hermoso mantener el alma con las ilusiones de un niño, con cariño Tía Elsa

Sylvia Reguero dijo...

Lo que me quedaba por ver,ha sido mi sueño, no realizado y la verdad he renunciado a él.Me encanta que tu lo estés consiguiendo,Además que preciosidad de casa,es ideal
bss.

Marcelo dijo...

Felicitaciones Angela! Y qué trabajo. Yo cada tanto me doy un gusto no dado enmi niñez...Como por ejemplo comprarme un tren! Un saludo

OnlyMary dijo...

Felicidades ! Es bonito cumplir sueños...tarden cinco o cincuenta.

La vas a amueblar?? :))

Un abrazo

ara dijo...

Que pasada!!! Me encanta, pero mogollon de trabajo, ahora que con ilusion..... todo es facil.
Esta amueblada???? si es asi pon fotos por favor.
Besos.

Fernando Manero dijo...

Entro en tu espacio de miniaturas y quedo maravillado. The small is beautiful. Lo pequeño y bien hecho siempre me ha llamado la atención. Y si además, como ocurre en tu caso, se une la perseverancia y el buen gusto, el resultado es perfecto. Te felicito por tu tenacidad y por lo que puedas conseguir con ella. Ojalá estas cualidades estuvieran más presentes en unos tiempos en los que domina la precipitación que culmina en chapuza, que a vecese se presenta como una prueba de genialidad.

He recibido tu comentario a mi post sobre la crisis del PP, que estoy analizando por libre en el blog. Me agrada coincidir contigo.... porque ¿qué mayor satisfacción que la de estar de acuerdo con alguien que pone en lo que hace tanta ilusión como destreza?. Un saludo

Cecilia Alameda dijo...

Mucha destreza y mucha paciencia, pero la obra resulta admirable. Por esto y por tu otro blog veo que eres una "manitas", que te encanta el trabajo de las manos. Creo que tanta creatividad será buena para ti.

CARMEN dijo...

Enhorabuena por conseguir tu sueño que siempre es importante, y más si detrás, está el esfuerzo la dedicación y la ilusión, que se nota que habéis puesto tu marido y tú.Felicidades, os ha quedado preciosa.Un beso.

Fran dijo...

Siempre me han gustado los trabajos manuales, me imagino cuanto has disfrutado y lo satisfecha que estás.
Decorar esta casita debe ser un placer. Enhorabuena.

josé javier dijo...

Enhorabuena, los retos, las metas, nos hacen sentirnos mejores, tener un aliciente...
hasta pronto. J.J.

Mariluz Barrera González dijo...

Me encanta y definitivamente me recuerda mi infancia... yo tambien siempre tuve el sueño de una casa de muñecas... por cuestiones de economía en la familia nunca fué posible... mi sueño se cumplió cuando regale a mi hija su casita de muñecas... tal vez la ilusión no era tanto de ella como mía... pero disfruto enormemente las tardes jugando con ella y sus muñecas... creo que así es como yo cumpli mi ilusión...

FELICIDADES POR ESTE SUEÑO CUMPLIDO!!!!!!!!!!

Un fuerte abrazo...

Mariluz.

Inés Bohórquez dijo...

Qué hermoso trabajo.
Siempre he querido hacer algo así. Sobre todo porque he escrito historias en las que he querido ver así en miniatura los pueblos y todo de lo cual hablo. Claro que admiro tu destreza y bueno cinco años que para mi hubiese sido mucho mas...

Hermoso trabajo!

Te dejo mis saludos y mis bendiciones.

corapensa.mjose dijo...

este blog tambien te lo leo aunque nunca te deje comentarios,hay veces que el silencio y la aceptacion vale mas que mil palabfras. guardame un sitito debajo de tu álamo,algun dia nos reuniremos

Javier dijo...

Preciosa, admiro la capacidad que demuestras de tener la paciencia suficiente para poder acabar ese trabajo tan minuciosamente estudiado. Yo sería incapaz de hacer algo así.
Ahora a ver si te la pueden construir de verdad.

Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Qué bonita te ha quedado, Ángela. Nunca he tenido una casa de muñecas pero tampoco he deseado tener una propia, aunque sí he tenido, cómo no, muñecas y muchas pequeñas puñetitas, como una profesora llamaba a todas las miniaturas que rellenaban los estantes y las habitaciones de una casa de muñecas.
Me alegro de que hayas conseguido tu linda casita :)

Un abrazo,

Monica Alvarez dijo...

Hola Ángela:s
la casita ha quedado bella.Dan deseos de habitarla.Ella es fruto de tu voluntad y de compartir un sueño.La verdad es que me encantó.
Te cuento que leí In memoriam en donde también realizas un homenaje a tu papá.Son etapas que se cierran y es bueno compartirlas con los que te leen.
Un abrazo

Maria dijo...

Mereció la pena, que bonita es!!. Felicidades por haber conseguido la casita que querias.Y como yo digo, qué importante es querer, como el empeño lo consigue todo....
Un saludo!

Maribel dijo...

Felicidades Angela el esfuerzo a merecido la pena , os ha quedado una casita preciosa. Ademas lo mejor es la ilusión , el esfuerzo y la complicidad con tu marido.
Felicidades de nuevo a los dos.
Un bico.

Tawaki dijo...

¡Qué bonita! y qué paciencia, ¿no? A mí me costaría horrores, pero a ti te ha quedado genial.

Un beso.